La pantera es el símbolo de la femineidad Cartier… porque es a la vez divina, exquisita e insumisa. En una palabra: libre. Libre de amar y de realizarse, con pasión, mirando de frente.

 

 

“Toda mujer esconde una parte felina y toda flor encierra notas animales en su corazón”, afirma Mathilde Laurent, perfumista de Cartier.

PUBLICIDAD

No en vano, desde la maison citan a Teofrasto señalando que la pantera exhala un olor que cautiva a todos los demás animales, por ello cuando caza se esconde para atraer a su presa con su perfume.

La pantera es el símbolo de la femineidad Cartier… porque es a la vez divina, exquisita e insumisa. En una palabra: libre. Libre de amar y de realizarse, con pasión, mirando de frente. Ya en los años 1980, la pantera inspiró un perfume Cartier que encarnaba su época. Era necesario una reinterpretación moderna, una estela contemporánea, un acorde inédito, casi paradójico: un floral felino.

Un perfume surgido de una flor fresca, así lo ha querido Mathilde Laurent, perfumista de la Maison: una gardenia… con una huella pura e hipnótica, y un color llevado hasta su límite animal.

Y allí presente, la pantera: agazapada y encantadora, soberana sensual de una estela solar, de un acorde floral y a la vez felino, como una trampa de amor tendida por la criatura más irresistible de todas, aplaudida por Dante y Teofrasto por su irresistible perfume de deseo, el más seductor del reino animal.

 

 

Siguientes artículos

Dish y Disney firman acuerdo para programación en EU
Por

Luego de que las empresas llegaran a un acuerdo histórico, el operador de cable obtuvo los derechos de programación en l...