Mi daimon derecho, lejos de avisparme con un zape, me suspiró al oído un suave consejo: “Los negocios necesitan poesía.”

 

 

“La nota dura es lo que necesitamos…”, me dijo un exitoso editor. En realidad no se refería a mí (¿o sí?), pero me sentí aludido y quedé meditabundo con la duda sofocante que permaneció ahorcando con dos dedos mi mente; empecé a dudar si soy demasiado suave. Mi daimon izquierdo (un geniecillo que a veces me reclama) con un zape me recordó que hace poco escribí “El mejor consejo: vislumbra abundancia“, lleno de datos y estadísticas. Además, me dijo: “(…) en Grant Thornton publicamos muchos datos del International Business Report con información dura y actualizada. No, Alejandro, la verdad, a veces sí usas información dura, dura, dura…”

PUBLICIDAD

Pero mi daimon derecho, lejos de avisparme con un zape, me suspiró al oído un suave consejo: “Los negocios necesitan poesía.”

¿Poesía en los negocios? Es lo más extraño que he oído. Pero ese mismo suspiro sonriente me llevó a encontrar esta frase:

Evitamos el fracaso a toda costa y nos agarramos a ideales como ‘orden’ y ‘eficiencia’. Pero debemos abrazar el fracaso; debemos vanagloriarnos de la auténtica lobreguez y porquería y desorden que produce la auténtica innovación: Tom Peters.

Richard Branson se rasura las piernas para volverse sobrecargo de su propia aerolínea, un acto poético y bromista (Foto: Reuters)

Richard Branson se rasura las piernas para volverse sobrecargo de su propia aerolínea, un acto poético y bromista (Foto: Reuters)

¡Eso es poesía! ¡Y la poesía libera! Algunos confunden la poesía con un verso que rima. Pero la poesía es más que eso, es el entendimiento más profundo que existe del universo. Desentraña el todo con el aparente nada. Describe con precisión pero sin exactitud, cada ánimo y estado humano (animal o celestial). Los poetas en Chile (país de gran comprensión poética con “despertados” como Nicanor Parra y Pablo Neruda) no sólo declamaban al aire afuera de sus viviendas… en una época era normal ver gente caminando en las calles iniciando con un acto poético, un carnaval inventado. Otros hacían poesía caminando derecho, sin detenerse (parecido al video de The Verve en “Bitter Sweet Symphony”) pasando por encima de árboles, tocando puertas de casas desconocidas para pasar a través de ellas, cruzando fuentes y bardas; todo con el ánimo de simplemente actuar en algo aparentemente irracional, pero de gran profundidad: es el acto de vivir en sí mismo, interpretado por sí mismo, y explicado por sí mismo.

La nota blanda, mi respetado señor editor, eso es lo que necesita la gente que hace negocios. “Vanagloriarnos de la lobreguez y porquería para innovar”, no de los números del tipo que despreciaba Mark Twain (“Hay tres clases de mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas”, decía). Para los sentimientos y la razón que necesita un negocio, ¡la poesía es la respuesta!

Despertemos nuestra conciencia de lo efímero con José Emilio Pacheco, gran escritor y poeta mexicano. Si te despidieron ya de cierta edad y después de muchos años del gran corporativo, lee lo siguiente: … ¡momento!.. no lo leas aún si no te quedó el saco. ¿Eres joven y trabajas en un gran corporativo? ¿Sí? Bueno… ahora sí, lee lo siguiente, verás tu futuro inminente:

 

Indeseable

No me deja pasar el guardia.
He traspasado el límite de edad.
Provengo de un país que ya no existe.
Mis papeles no están en orden.
Me falta un sello.
Necesito otra firma.
No hablo el idioma.
No tengo cuenta en el banco.
Reprobé el examen de admisión.
Cancelaron mi puesto en la gran fábrica (oficina, firma, despacho).
Me desemplearon hoy y para siempre.
Carezco por completo de influencias.
Llevo aquí en este mundo largo tiempo.
Y nuestros amos dicen que ya es hora
de callarme y hundirme en la basura.

Después de leer esto, te encontraste a medio camino, formaste tu propia historia. ¿Pero te quedarás ahí? O completarás el acto poético haciendo ALGO. Lo que sea es mejor que callarte y hundirte en la basura. ¿O no?

Trabajas hasta tarde, sientes raro pero no sabes cómo describirlo (tal vez ni tiempo tienes de hacerlo). ¿Qué sientes? Tal vez esto:

 

El silencio

La silenciosa noche. Aquí en el bosque (empresa)
No se escuchan rumores.

Los gusanos trabajan.

Los pájaros de presa hacen lo suyo.
Pero yo no oigo nada.

Sólo el silencio que da miedo.
Tan raro, tan escaso se ha vuelto en este mundo
Que ya nadie se acuerda de cómo suena,
Nadie quiere

Estar consigo mismo un instante.

Mañana

Dejaremos la verdadera vida para mañana.
No asco de ser ni pesadumbre de estar vivo: Extrañeza

De hallarse aquí y ahora en esta hora tan muda.
Silencio en este bosque, en esta casa

A la mitad del bosque.
¿Se habrá acabado el mundo?

Solo en la reflexión y meditación, en el silencio estridente de la poesía, es donde se encuentran las respuestas verdaderas. A veces es solamente ego, a veces es una cosquilla que te hace ir por otro camino. Tu propio camino. Adentrarte en un bosque desconocido. Tienes una linterna, es tu intuición. He ahí tu dato más duro:

 

Traqueotomía

No puedo respirar.
Es la corbata. Es mi marca de esclavo.
Es la CerezaNegra que traigo colgando del cuello (y en la bolsa del pantalón).
Es la falta de aire por vivir en un sueño ajeno.
Aire enrarecido por pertenecer a otro pulmón.
Quedarme así por miedo al qué dirán.
Emprender dice Stephanie Lewis.
En perder está el aprender.
Pierdo seguridad,
Gano oxígeno
Y vivo.

Conviértete en un POETA, no en un juglar o trovador (empleado de lujo o empresario vacío-cuenta -monedas). Conviértete en un LOCO, como los describía (el también poeta) Steve Jobs con su propia voz en este video:

Completa el poema: Si no eres tú, ¿quién? Si no es ahora, ¿cuándo? Si no es aquí, ¿dónde?

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Alex_Llantada

LinkedIn: Alejandro Llantada Toscano

Facebook: Alex Llantada

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Jennifer Lawrence recurre a la policía tras filtración de fotos
Por

Una serie de fotos donde la actriz de 24 años aparece desnuda comenzaron a circular en Internet el domingo. La fuente de...