Por Kristin Tablang

YarraBend es una pequeña comunidad del área Kew, un suburbio de Melbourne, en Australia. La localidad está a sólo 6.5 kilómetros del distrito central de negocios y se prevé que tenga un total de 2,500 hogares, cada uno equipado con fuentes de energía eficiente como paneles solares y una terminal de poder de Tesla.

Glenvill, el desarrollador del proyecto, mezcló conceptos de bienestar holístico con innovación tecnológica y nociones de diseño aplicables a la vida cosmopolita. El resultado es una villa con conciencia ecológica que abarca 16 hectáreas rodeadas por zonas verdes a lo largo del río Yarra.

Lee también: Un paseo cultural en las ciudades de los millonarios

Gracias a la tecnología de Tesla, los residentes de la comunidad YarraBend generarán 80% menos desperdicios y consumirán 43% menos agua que una comunidad normal. Esto, gracias a la estructura sustentable que también contempla cargadores gratuitos para autos eléctricos.

Estos habitantes pertenecerán a una ‘comunidad inteligentemente conectada’, donde gozarán de internet de alta velocidad, servicio de concierge tecnológico de cortesía y una aplicación en que podrán consultar una variedad de comodidades y servicios, horarios de transporte público y los menús de entrega a domicilio, así como una plataforma para compartir viajes en auto.

El proyecto tiene pocas vías para automóviles; más bien está cubierto por ciclopistas y una gran cantidad de espacios verdes, incluyendo un parque elevado llamado Sendero de Papel.

La experiencia se complementa con numerosas zonas de juegos infantiles, canchas deportivas, piscinas y gimnasios completos.

Algunas tiendas y restaurantes formarán parte del corazón de la aldea. También habrá centros culturales que albergarán exposiciones, talleres y proyectos interactivos para dar impulso a artistas locales e internacionales.

Lee también: ¿Quieres abrir tu tienda en línea? Los australianos lo hacen fácil

El desarrollo, ubicado a cinco minutos caminando desde la estación Alphington, cuenta con fácil acceso a la autopista del Este, además de que la Universidad de Melbourne se encuentra a sólo 15 minutos.

Sesenta de las viviendas estarán a la venta esta semana por un precio de entre 1.48 y 2.1 millones de dólares. Se prevé que los nuevos habitantes puedan mudarse para finales de 2017.

Tesla
 

Siguientes artículos

Las 50 empresas más globales de América Latina
Por

Los flujos de inversión extranjera directa caminan hacia economías con comportamientos más estables y castigan a aquella...