Por Miguel Helft

En abril de 2004, cuando Larry Page y Sergey Brin escribieron su primera, y ahora célebre, Carta de los fundadores (que abría con la audaz pero muy cierta frase: “Google no es una empresa convencional. No tenemos la intención de convertirnos en una.”), Sundar Pichai era un nuevo empleado que se había unido a la compañía ese mes como gerente de nivel medio. Hoy, 12 años más tarde, Pichai fue el responsable de escribir esa carta, que se ha convertido en una tradición anual, una actualización sobre el progreso y las prioridades de los fundadores de la compañía.

Simplemente ya no la llaman Carta de los fundadores.

El paso de la estafeta a Pichai no es sorprendente. Se desprende de la gigantesca revisión corporativa diseñada por Page el verano pasado. La compañía se convirtió en Alphabet, y Pichai, después de lo que debe ser uno de los ascensos a la dirección ejecutiva más rápidos en la historia, fue nombrado jefe de Google, responsable de la mayor parte de sus negocios principales como búsqueda, Android y YouTube.

PUBLICIDAD

El objetivo principal de la reorganización fue dejar que los empleados de Google se preocupen por Google, y que otros se enfoquen en sus “moonshots” (X), ciudades inteligentes (Sidewalk), ciencias de la vida (Verily), casas inteligentes (Nest), inversión ( GV y Capital), o banda ancha (Access). Puede que eso haya funcionado internamente, pero desde el anuncio de la reorganización buena parte de la atención de los medios se ha mantenido enfocada en algunos de estas otras apuestas, más deslumbrantes. Que Page y Brin cedieran el megáfono corporativo para Pichai es una indicación clara de que creen que es hora de poner el foco en Google. “Dado que la mayoría de nuestras grandes apuestas está en Google, quería darle [a Pichai] la mayor parte de la voz para reflexionar sobre los logros de Google y que compartiera su visión”, escribió Page en una breve introducción a la carta de Pichai.

(El enfoque en Google tiene sentido por otra razón: la mayoría de las otras unidades de Alphabet sigue siendo un trabajo en progreso, y algunos, incluyendo Nest y Verily, han aparecido recientemente en las noticias sobre sus desafíos internos. Así que, por qué no cambiar el foco a Google, que, después de todo, genera más de 99% de los ingresos, más de 100% de las ganancias y los fondos para las otras apuestas.)

Entonces, ¿cuál es la visión de Pichai para Google? Gran parte de ella se ciñe estrechamente a un guión que pronunció la semana pasada durante la conferencia de resultados trimestrales de la compañía. Pichai esbozó seis áreas de interés, algunas de ellas se alinean con las áreas de tecnología y de productos, y otras trastocan las líneas de producto. Son:

  1. búsqueda y asistencia
  2. machine learning e inteligencia artificial
  3. contenidos (YouTube, la Play Store y sus iniciativas que permiten a los editores a optimizar para móviles) y la publicidad para financiarlos
  4. plataformas informáticas como Android y realidad virtual
  5. empresa
  6. el desarrollo de tecnología para todo el mundo (web gratuita y servicios móviles, Chromebook y teléfonos de bajo costo)

Una cosa que me pareció digna de mención fue una línea escondida en el último tercio de la carta: “Vamos a pasar de un mundo en el que lo primero es el móvil a otro en el que lo primero es la Inteligencia Artificial (IA)”, escribió Pichai. Fue una repetición de algo que dijo en el reporte de ganancias, y, curiosamente, estaba en la sección de IA de la carta, sino en la sección de plataformas informáticas.

En una segunda lectura, quedó claro que el ascenso de la IA –y su rol central en casi todo lo que hace Google– impregnaron la carta. Pichai no mencionó la IA en la sección de búsqueda y asistencia, pero no tuvo que hacerlo. En febrero, designó a uno de los gurús de IA de la compañía, John Giannandrea, como director del equipo de búsqueda. La IA hizo apariciones en la sección de plataformas informáticas y en la sección sobre empresas. Y, por supuesto, la sección de IA señaló el papel fundamental de la tecnología de búsqueda y asistencia (que aún es el núcleo de Google).

Esto no es nuevo. Durante mucho tiempo Google ha sido líder en la IA y la ha usado para desarrollar muchos de sus servicios. En 2010, escribí sobre cómo la empresa usas sus gigantescas bases de datos, su prodigioso poder de cómputo y sus algoritmos de inteligencia artificial para construir Google Translate. Sin embargo, la IA ha ganado relevancia en toda la industria en los últimos años, como lo demuestra el énfasis puesto en ella por empresas como Microsoft –también pionera en el campo a través de su brazo de investigación– y Facebook, que invierte rápidamente en tecnología para ponerse al día. Pichai parece decidido a mantener a Google a la vanguardia. Eso no significa que Google se convertirá en un experimento de investigación de IA, aunque los experimentos e investigaciones continuarán (un ejemplo es el sistema AlphaGo, que recientemente venció al campeón mundial de Go). Pero se espera que la IA se instale cada vez más en lo que hace Google. O como escribió Pichai: “Con el tiempo, la propia computadora –cualquiera que sea su factor de forma– será un asistente inteligente que te ayudará a lo largo de todo el día.”

Éstas son algunas otras cosas mencionadas en la carta que me parecieron dignas de mención:

Plataformas: La sección abrió, como es lógico, con Android, que es sin duda el sistema operativo más exitoso de todos los tiempos. Pero la mitad de la sección se dedicó a la realidad virtual (RV). El único producto conocido de Google en el segmento es su Cardboard, que es, al mismo tiempo, la pieza de más baja tecnología y de mayor distribución del mundo de la RV disponible en la actualidad, con 5 millones de unidades distribuidas. Google esperar hacer mucho más en el segmento, que ahora está bajo la dirección del vicepresidente Clay Bavor. Podríamos escuchar más anuncios en como Google I/O, la conferencia de la compañía para desarrolladores, el mes próximo.

Empresas: No es ningún secreto que Google toma cada vez más en serio al sector corporativo, en especial los servicios de cómputo en la nube para competir con los líderes Amazon y Microsoft. En noviembre, Pichai nombró a Diane Greene, miembro de la junta Google y cofundadora de VMware, directora de la unidad de la Nube  corporativa. En marzo, celebró su primera conferencia, enfocada en la tecnología, y el evento, denominado Next, fue encabezado por Pichai y el presidente ejecutivo Eric Schmidt. Google realmente quiere ponerse al día con sus rivales.

Tecnología para todos: Google ha sido criticado, sobre todo por el CEO de Apple, Tim Cook, por depender de la publicidad para apoyar a sus productos. Cook dijo que eso requiere que los clientes renuncien a su información personal y su privacidad. Google nunca ha tratado de ocultar a los consumidores el trato que tiene con ellos, que la publicidad patrocina sus productos, y Pichai ha defendido esa práctica en la carta. “Trabajamos en la publicidad porque es lo que nos permite hacer ofrecer nuestros servicios gratis; La búsqueda de Google funciona igual para cualquier persona con una conexión a Internet, ya sea que se trate de un rascacielos moderno o una escuela rural.” Aunque Apple nunca es mencionada por su nombre, toda la sección se lee como una especie de reproche a ella. He aquí cómo lo leí: Está muy bien vender dólares de 600 dólares a quienes pueden pagarlo; nos esforzamos por hacer aparatos de bajo costo, teléfonos Android de 50 dólares y chromebooks de 100, para todo el mundo, y los servicios son gratuitos.

Aquí está el párrafo final de Pichai:

“Para nosotros, la tecnología no se trata de los dispositivos o los productos que fabricamos. Ésos no son los objetivos. La tecnología es una fuerza democratizadora, empodera a las personas a través de la información. Google es una empresa de información. Lo fue al ser fundada, y los es hoy en día. Y es lo que la gente hace con esa información lo que me asombra y me inspira todos los días.”

Puedes leer la carta completa de Pichai aquí.

 

Siguientes artículos

Comcast comprará a DreamWorks por 3,800 mdd
Por

DreamWorks hizo las películas de Shrek, Madagascar, El Espantatiburones y Kung Fu Panda.