Renault presentó su modelo Logan, una nueva propuesta para el segmento competitivo de los sedanes. Con este nuevo automóvil, la marca francesa busca alcanzar 3.5% de la participación de mercado. 

 

 

La industria automotriz es un sector altamente competitivo. Varias son las marcas que buscan posicionar sus más recientes modelos en el mercado mexicano seduciendo a los posibles compradores.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), las ventas de autos en julio se elevaron un 11% a 92,211 unidades. Los sedan son, quizás, el sector más disputado entre las automotrices, por presentar una amplia gama de modelos, tendencias en seguridad, tecnología, espacios  o facilidades de manejo.

Logan es un sedán subcompacto. Desde 2009 el fabricante francés ha lanzado una estrategia enfocada al crecimiento: con Sandero, Fluence, la nueva fase de Koleos, Safrane y Duster, el pilar de la firma, que junto a Logan, buscarán que Renault logre el 3.5% de participación de mercado en México.

“En julio de este año, Renault tuvo 11% de crecimiento en ventas. Logan llega a ser nuestro segundo pilar de la marca”, afirmó Mónica Pérez, directora de Comunicación Corporativa, en la presentación a medios del vehículo. “Con Logan, Renault  busca entrar de lleno a la carrera de los sedanes”, sostuvo.

 

La prueba

Manzanillo, Colima, fue el lugar de la presentación de Logan. Previo al lanzamiento oficial, Forbes México tuvo la oportunidad de manjear el sedán subcompacto en diferentes terrenos y en lugares como el pueblo mágico de Comala.

Logan presume un diseño vanguardista que resalta el logotipo de la marca dentro de la parrilla en tonos negros y cromados. Su motor es de 1.6 litros, cuenta con dirección hidráulica, transmisión manual de cinco velocidades y una suspensión delantera con barra estabilizadora y suspensión trasera en forma de “H”, que incrementa el control y la estabilidad en curvas a alta velocidad. Y en materia de seguridad presenta doble bolsa de aire para conductor y pasajero, frenos ABS en sus dos versiones, cinturones de seguridad en tres puntos y control de cierre de puertas.

La propuesta tecnológica de Logan y de los últimos modelos es el sistema de navegación Media Nav, que cuenta con una pantalla táctil de 7’’ con GPS, teléfono, USB y Bluetooth. Además, este sistema suma funciones como el eco-scoring y el eco-coaching, que proporciona concejos al conductor para mejorar su estilo de manejo, y el Gear Shift Indicator (GSI), que muestra el momento preciso para realizar el cambio de velocidad, lo que supone un mayor ahorro de gasolina y mejoras en el desempeño.

interiro_logan

Algunos detalles

A pesar de que la marca logra un toque vanguardista, Logan no termina por proponer un diseño con materiales de mayor calidad en su interior y el exterior para un segmento que tiene muchos competidores con automóviles mucho más sofisticados.

Aunque el sistema Gear Shift Indicator es un acierto, existen momentos en que cuesta un poco escalar revoluciones cuando se alcanzan velocidades superiores a 100 km/h o cuando se llega a la quinta velocidad.

El espacio que Logan indica de cinco pasajeros, es una realidad, pero es algo que podría resultar una molestia para el pasajero sentado en medio en la parte trasera, ya que podría sentirse incómodo por la forma plana del asiento.

En el tema de la insonorización, a más de 120 km/h resulta poco convincente cuando el viento golpea los espejos retrovisores, aunque es una intensidad soportable. Aunado a estos detalles, Renault debe luchar con una percepción generalizada de  falta de piezas de refacción, además de que los accesorios dan la sensación de estar por encima del rango promedio de precios.

 

Una dura competencia

Como segundo pilar de la marca, Logan busca posicionarse en el segmento B, donde el 56% corresponde a sedanes y el 38% a los hatchback. Aunque la competencia y el entorno económico lo harán muy complicado.

“En los primeros cinco meses del año, hasta mayo, al interior del país se vendieron 416,233 vehículos, una caída de 0.5% respecto al mismo periodo del 2013”, informó la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Los mayores competidores de Logan son el Aveo de General Motors, Vento de Volkswagen y Versa de Nissan. Tan sólo Aveo es considerado por Carmundi, agencia de ventas avalada por la ANCA, como el vehículo más vendido en México, con 65,331 unidades en 2013, y en el mismo tiempo Versa vendió 49,004 unidades.

Vento de Volkswagen se suma a las estadisticas positivas en ventas y producción de unidades. “Durante julio se fabricaron 259,634 vehículos ligeros, un incremento de 8.5% con relación al año pasado. Del total producido, el 83.1% corresponde a unidades destinadas para el mercado externo y el 16.9% restante corresponde a unidades para el mercado nacional”, detalla la AMIA.

Para contrarrestar esa tendencia, Renault busca capturar un segmento mucho más familiar, para ser considerados como una opción real de compra.

“Hemos visto un aumento significativo en la rentabilidad del grupo”, dijo a la prensa el presidente financiero de Renault, Dominique Thormann. “La mejora de nuestro margen se debe a un control de costos muy firme.”

Renault busca a familias jóvenes que comienzan una vida para brindarles las ventajas que tendrían con este automóvil y expone sus virtudes en cuatro puntos: diseño, espacio, tecnología y precio; con un costo de 174,900 pesos para el modelo expresent TM (austero) y 199,000 para el Dinamique TM (equipado).

Es así como Renault tratará de convencer a más mexicanos para que pertenezcan a su familia y adquieran un Logan, el nuevo miembro que sale a la venta el 1 de septiembre.

logan_auto

 

Siguientes artículos

Tigo: la fórmula para permanecer en la cima
Por

El vicepresidente del Consejo de Administración de Tigo, Mario López, asegura tener la fórmula para ganar la competencia...