El otro gigante asiático tiene 243 millones de usuarios de Internet, muchos de ellos pertenecientes a una clase media en expansión. En los próximos años el país sufrirá una transformación radical debido al uso de la red.

 

Éste es un post invitado escrito por Tarun Balram, jefe de Capital Financing en HSBC India.

 

La conectividad a Internet de banda ancha, considerada un lujo hace 10 años en la India, se está extendiendo rápidamente, esta vez a través de los teléfonos móviles, y está previsto que transforme la economía digital del país.

Smartphones más baratos y una pujante industria de las telecomunicaciones han empujado a la India a la cúspide de la revolución digital. Hoy en día el país tiene 243 millones de usuarios de Internet, más que Estados Unidos y después de China.

Y se están saltando la tecnología de escritorio. Facebook, la red social más grande del mundo, dice que tiene más de 100 millones de usuarios en la India, de los cuales casi 84 millones acceden a través de teléfonos móviles. Esto sugiere el surgimiento de la primera generación de usuarios de internet que tuvo su primer acceso a través de dispositivos móviles.

La población india se vuelve cada vez más rica y los teléfonos son cada vez más baratos. Los productores nacionales están vendiendo smartphones por 70 dólares, y han capturado a casi el 50% del mercado. Están vendiendo los teléfonos que corren Android en pueblos tan remotos que incluso las necesidades básicas como el acceso al agua potable son un reto importante.

En el pasado, la falta de una red de banda ancha de alta velocidad y el precio de las computadoras obstaculizaban el alcance del Internet en la India. Además, la fuerza de los medios tradicionales del país significaba que muchas personas seguían dependiendo de los periódicos y la televisión para obtener su información y entretenimiento, en lugar de buscar el contenido digital.

Sin embargo, con la rápida expansión de los datos móviles de alta velocidad, eso está cambiando rápidamente. La contribución de Internet al PIB de la India podría aumentar de 1.6% en 2012 a entre 2.8 y 3.3% en 2015, según McKinsey.

El uso generalizado de Inglés en los sitios web de la India ha hecho más fácil para las empresas globales entrar en el mercado, lo que ha dado a los consumidores una gama mucho más amplia de aplicaciones e impulsado el desarrollo local de apps y de startups tecnológicas.

El crecimiento de la industria local en Internet está siendo amplificado por el regreso de talentos del extranjero. Ingenieros nacidos en la India han jugado un papel clave en el éxito de Silicon Valley. Muchos de ellos están empezando a mirar hacia atrás, invirtiendo recursos y experiencia en uno de los mercados en línea de más rápido crecimiento del mundo.

Más indios comienzan a usar Internet en sus teléfonos, y a tener acceso a productos y servicios que de otro modo serían difíciles de encontrar o alcanzar. Internet ha revolucionado los viajes, la educación, el comercio minorista y la agricultura en todo el mundo, pero la combinación de las características únicas de la India y el salto a los móviles está acelerando un profundo cambio en todo el subcontinente.

La reservación de un boleto de tren o avión hasta hace poco implicaba hacer una fila por horas, o pagar una comisión a un agente. Hoy, el sitio web del gobierno para la venta de boletos de tren es el mayor portal de comercio electrónico en el país.

Muchas escuelas han desarrollado cursos de capacitación y entrenamiento en informática para que los estudiantes no necesiten viajar a las ciudades más grandes para recibir su educación o formación. Internet también ha ayudado a los agricultores de la India, que pueden utilizar sus teléfonos celulares para encontrar información en tiempo real sobre los precios de las materias primas y luego despachar su producción al mercado adecuado, lo que les da una mayor rentabilidad.

Atraídas por una oportunidad de mercado, han llegado muchas empresas extranjeras, interesadas  sobre todo en el comercio minorista. A pesar de las restricciones a la inversión extranjera directa en el sector, eBay ha invertido en Snapdeal, mientras que Amazon lanzó un mercado en línea el año pasado.

A medida que más y más indios acceden a Internet, esta revolución conectada cobrará impulso, cambiará la forma de la economía y ayudará a reducir los costos y aumentar las opciones para los consumidores.

India es la nueva e-frontera. Una clase media en rápida expansión, con teléfonos inteligentes en la mano y dinero en los bolsillos, está mirando hacia el futuro y lo está encontrando en línea.

 

Siguientes artículos

¿Son más optimistas las emprendedoras?
Por

Una encuesta de clima emprendedor realizada recientemente en Estados Unidos reveló que la actitud a la hora de abrir y d...