Al menos eso cree Rony Abovitz, el CEO y fundador de Magic Leap, la compañía de realidad aumentada en la que Google invirtió hace unos meses.

 

Por Ellen Huet

PUBLICIDAD

 

¿Quién necesita un smartphone cuando existe la realidad aumentada?

En una sesión de “Ask Me Anything” (pregúntame lo que sea) en Reddit, el fundador y CEO de Magil Leap Rony Abovitz describió un futuro en el que los smartphones son reemplazadas por la tecnología de su compañía, la cual proyecta un campo de luz digital en el ojo del usuario para crear imágenes realistas sobre el mundo físico.

“Creemos que mucha gente desea usar esta nueva forma de computación tanto, si no es que más que sus dispositivos móviles”, dijo Abovitz.

La tecnología de Magic Leap se ha mantenido en secreto pero fue explorada recientemente en un artículo de MIT Technology Review, donde la autora describe haber sentido un hormigueo en la palma mientras observaba a un monstruo de bolsillo pasear sobre su mano. Magic Leap “tiene un pequeño proyector que emite luz sobre una lente transparente, que desvía la luz hacia la retina”, escribió. “Ese patrón de luz se mezcla muy bien con la luz que la corteza visual recibe del mundo real, por lo que los objetos artificiales son casi indistinguibles de los objetos reales.”

La tecnología tiene aplicaciones claras en juegos y entretenimiento, pero Abovitz dijo el martes que irá mucho más lejos, y se convertirá en la forma en que los consumidores interactúen con la tecnología en todos los aspectos de su vida.

“El cómputo cotidiano será increíble en nuestra plataforma, estamos en conversaciones con todo tipo de aplicaciones y desarrolladores de experiencias, incluyendo aspectos sociales, cartografía, productividad, creación y comunicación”, dijo.

Abovitz añadió que habrá un “periodo de transición” en el que algunos usuarios se apresurarán a dejar atrás los teléfonos inteligentes por los lentes, que han sido descritos como un “dispositivo portátil similar a unas gafas”, pero con el tiempo, las pantallas se volverán obsoletas, anticipó.

“¿En un mundo con Magic Leap habrá necesidad de pantallas físicas –laptops, smartphones o incluso smartwatches–?”, preguntó un usuario de Reddit.

Abovitz no lo dudó; “No:-)”, respondió.

También describió el rol del autor de ciencia ficción Neal Stephenson en la compañía, que el escritor aceptó en diciembre. Stephenson está ayudando al equipo a construir el creador y desarrollador de experiencia y a hacer conexiones con la gente “que está viviendo el futuro que queremos construir”, dijo Abovitz. “Me pellizco a mí mismo cada vez que firmo un reporte de gastos de Neal Stephenson, tan mundano y tan sci-fi a la vez.”

Magic Leap saltó a la fama en octubre, después de una ronda de financiamiento de 542 millones de dólares liderada por Google que valuó a la compañía en alrededor de 2,000 millones. Abovitz dará una charla en TED el próximo mes, pero aún no ha dejado claro si hará algún anuncio importante pronto. De hecho, parece ser un poco reservado sobre su tecnología. En una charla en su alma mater, la Universidad de Miami, la semana pasada, le dijo al público: “Hay todo un misterio sobre lo que hace Magic Leap, y espero que la mitad de la habitación no esté aquí para averiguarlo porque no voy a revelarlo.”

 

Siguientes artículos

Analítica y Big Data: un par indisoluble
Por

Coleccionar datos por el simple placer de hacerlo carece de un sentido práctico. De ahí que Big Data y Analítica son un...