Por: Karla Ortíz*

La transformación digital aplicada a un ambiente empresarial promete incrementar la productividad al hacer más eficientes los procesos, obteniendo como resultado mayores márgenes de ganancia y, por si fuera poco, puede proporcionar ventajas competitivas, o incluso crear nuevas, mejorando así las ventas o ingresos netos en una empresa.

Es por eso, que la transformación digital es un tema destacado entre los directores y responsables de TI, recientemente también entre directores generales de todo tipo de empresas a nivel global.

Las búsquedas en la web del término “Transformación Digital”, exclusivamente desde México, arrojan un crecimiento anual compuesto de casi el 50% de 2015 al cierre del 2019.

Siendo Nuevo León, la Ciudad de México, Tamaulipas, el Estado de México y Jalisco las regiones del país con más interés.

Pese al creciente interés que existe en los principales núcleos económicos del país y al hecho de que el 81%1 de las empresas en México ya iniciaron algún proceso de transformación digital, el 70 % de estas iniciativas fracasarán, según la consultora IDC.

La razón de este alto porcentaje, que augura el fracaso para las empresas mexicanas, es que muchos directivos pasan por alto, o desconocen las siguientes 3 realidades al momento de planear sus proyectos de transformación digital

1. La transformación digital debe concebirse como un viaje, y no como un destino final.

2. Este viaje tiene tres escalas o etapas: la digitalización, la automatización y la optimización.

3. No es posible pasar de 0% a 100% digital de forma rápida y en un solo paso, actualmente, las empresas necesitan ser espacios híbridos, donde exista la flexibilidad de combinar de forma simple y sencilla los diferentes procesos de trabajo existentes, algunos en físico y otros de forma digital.

Si los responsables de liderar la transformación digital en las empresas reconocen estas 3 realidades y trabajan a partir de ellas, incrementarán drásticamente sus probabilidades de éxito en los proyectos de digitalización, automatización y optimización que inicien.

El éxito de la transformación digital depende de identificar los procesos clave, los procesos críticos para la operación de la empresa, resaltando en cuál de las 3 etapas del viaje se encuentra cada proceso (y teniendo en mente que es completamente normal que diferentes departamentos o áreas de una empresa se encuentren en distintas etapas de madurez digital) para posteriormente seleccionar como prioridad aquellos procesos que al ser digitalizados podrían tener un mayor impacto a corto plazo, conservando los flujos de trabajo no digitales con el fin de optimizarlos en una segunda etapa.

Esta estrategia garantiza la flexibilidad que los colaboradores de hoy necesitan para trabajar en los espacios híbridos actuales sin interrupciones, por supuesto la transformación digital continuará con aquellos procesos que hayan sido asignados para una segunda etapa de digitalización, avanzando paulatinamente en el viaje de transformación digital, hasta que los procesos 100% digitales sean el método predeterminado de trabajo.

 

Contacto:

 

Karla Ortíz es Gerente de Mercadotecnia, Entrenamiento y Desarrollo de Nuevos Negocios en Canon Mexicana. Mujer práctica y analítica, apasionada de la tecnología. Es mercadóloga con 14 años de experiencia, 12 de ellos dedicados a la creación de estrategias de marketing para organizaciones dedicadas a la comercialización de productos y servicios tecnológicos.

Facebook: Canon Mexicana Soluciones de Imagen e Impresión

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

SpaceX Falcon-9 Rocket And Crew Dragon Capsule Launches From Cape Canaveral Sending Astronauts To The International Space Station
Crónica Visual | SpaceX : inicio de una nueva era espacial
Por

Tras 19 horas de viaje, los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley llegarán a la Estación Espacial Internacion...