Para que el Estado incremente sus ingresos en una proporción del 6% del PIB, la iniciativa que presente el ejecutivo podría llevar un proceso hasta de siete años, considera Banamex.

 

La reforma fiscal que presentaría el gobierno en los próximos días podría implicar un proceso de hasta siete años, por lo que se necesitaría un marco institucional que asegure su ejecución gradual, considera Banamex en un análisis.

La institución financiera considera que el plan del gobierno con esta reforma sería aumentar la recaudación de impuestos en una proporción del 6% del PIB en un periodo de siete años, por lo que el Paquete Económico 2014 estaría orientado en incrementar los ingresos tributarios entre 06 y 0.8% del PIB.

“Definir el monto de la recolección destaca la importancia de elegir el periodo de tiempo adecuado. Con el objetivo de 6% del PIB, la meta para el programa económico de 2014, por ejemplo, implicaría un incremento anual del 60% de la recaudación tributaria. Incluso si esto fuera políticamente factible, sería inclinar la economía a una recesión”, explica Banamex en su análisis sobre los posibles puntos que contendría la reforma fiscal.

Banamex indica que el nivel de recaudación en el país es baja, pues sus ingresos fiscales son del 22.7% del PIB, menor que el promedio de 41.4% de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Además, resalta el bajo nivel de recolección de impuestos de los estados y municipios, pues la recaudación del predial equivale a 0.4% del PIB, cuando el promedio de la OCDE es de 1.05%.
Banamex presenta en su análisis un escenario de referencia para la reforma fiscal que presentaría el gobierno a más tardar el 8 de septiembre, fecha límite para entregar la propuesta de Paquete Económico 2014. Los principales puntos son:

 

1.       ISR: Para la institución, el Impuesto Sobre la Renta será la “columna vertebral” del proceso de la reforma, pues representa un 4.96% del PIB. Por lo que un aumento de 1% en la tasa promedio a la personas físicas resultaría en un incremento del 0.09% del PIB. Y si el aumento se aplica solamente al 10% más rico de la población, el ingreso sería del 0.08% del PIB, aunque el principal riesgo de este aumento sería un impacto negativo en la actividad económica.

2.       IVA: Aunque es constante el debate sobre la regresividad de este impuesto y la permanencia de la tasa cero en alimentos y medicinas, el gobierno se plantearía aplicar una tasa de 2% solamente sobre alimentos procesados.  Además, una simplificación en el esquema del IVA haría más fuerte su capacidad de recaudación, según Bana,ex.

3.       IEPS: No se prevén cambio sustanciales en el Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS), aunque podría plantearse un ‘impuesto verde’ a gasolinas de un peso por litro, que aseguraría una recaudación adicional de 0.2% del PIB, “pero manteniendo los precios al menudeo sin cambios”, por lo que el impacto sobre la inflación sería nulo, según Banamex.

 4.       Duros contra evasión: “Una estructura fiscal federal más simple, con menos exenciones y regímenes especiales, debería facilitar la administración del aparato fiscal, y por lo tanto facilitaría el combate a la informalidad”, considera el banco. Además, la legislación que envíe el Ejecutivo promovería más transparencia en las cuentas de los gobiernos estatales y municipales, además de que se obliguen a recaudar más.

 

 

Siguientes artículos

Los nuevos gigantes del Paseo de la Reforma
Por

Para 2014  se sumarán al menos 10 edificios a esta céntrica avenida, cuya cotización por metro cuadrado es más cara que...