Todos los días utilizamos las redes sociales, estas se han convertido en uno de los mayores almacenes de información disponibles en Internet. Entonces, ¿qué tanto saben las redes sociales de nuestros gustos?

La gran cantidad de datos que se generan al minuto en redes sociales, como Facebook, Twitter o Instagram, han despertado un enorme interés en las empresas para sus estrategias de marketing, ya que les permite entender los comportamientos de compra de la audiencia, para así crear campañas más atractivas. Para que esto ocurra, se requiere una herramienta clave: el algoritmo.

Los algoritmos funcionan a través del procesamiento de datos para generar una respuesta esperada. Todas las redes sociales los utilizan para analizar las interacciones de los usuarios y mostrarles contenidos alineados con sus preferencias.

Idealmente, este juego se trata de un ganar-ganar, ya que beneficia a los usuarios al ofrecerles contenido personalizado y de calidad, a la vez que minimiza su exposición a publicidad irrelevante. Por su parte, los profesionistas de marketing pueden mejorar la calidad de los contenidos al conocer específicamente el comportamiento de su audiencia y lograr alcanzar a los públicos objetivo.

Esto lo vivimos todos los días. Basta con una simple búsqueda en Google, para que te lluevan millones de opciones relacionadas. Pero los algoritmos cada vez van más allá y en los últimos años, las redes sociales son los reyes en el uso de estas herramientas para la recopilación de datos.

Hoy en día es posible que Google Fotos ya reconozca la cara de tu mascota (perros o gatos) para etiquetarlos, logrando diferenciar entre dos ejemplares de una misma raza, cosa que a veces ni los mismos humanos somos capaces de hacer.

Ante este fenómeno, no es descabellado pensar que muy pronto los algoritmos también recopilen data y los ubiquen a las mascotas como un usuario, ya que muchos dueños postean todas sus actividades, desde qué comen, a qué hora, a dónde los llevan a pasear e incluso abren perfiles en redes sociales específicos para ellos.

¿Te imaginas que un algoritmo detecte qué tipo de comida es mejor para tu perro, basado en sus actividades diarias? O, incluso ¿que un pez es mejor para ti que un gato?

No, no es un sueño, es Inteligencia Artificial. Por tanto, no nos parezca raro que una marca nos envíe publicidad basada en los gustos de tus mascotas y no pensando en tu bolsillo o comodidad.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Rodakworld

Facebook: MediaMath

Página web: Mediamath

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

bill-gates
Las 10 tecnologías que revolucionarán el mundo, según Bill Gates
Por

No todo es Blockchain ni Machine Learning. Estas tecnologías seleccionadas por Bill Gates destacan por su capacidad de m...