La expectación por la venida a México de los actuales campeones del pasado SuperBowl, los New England Patriots, y de unos Oakland Raiders reforzados con la incorporación de Marshawn Lynch, es máxima.

Pese a que los boletos subieron su precio con respecto al partido del año pasado, miles fueron los aficionados que intentaron conseguir su localidad para disfrutar del partido.

Eso se refleja en la venta de boletos, que en cuestión de horas se agotaron, dejando a miles de aficionados sin su boleto para disputar este gran partido. Muchas fueron las quejas de los aficionados a través de redes sociales.

Lee también: Venta de boletos para Patriots vs Raiders comienza el 15 de agosto

PUBLICIDAD

“La situación es un exceso de demanda porque tenemos muchos aficionados. Tuvimos muchos registrados en nuestra página, 180,000. A quienes se les envió el código para que pudieran entrar a la página”, declaró Arturo Olivé, presidente de la NFL en México.

Ticketmaster, la plataforma elegida para la venta de boletos, declaró a través de un comunicado: “se vendieron máximo 4 boletos por persona pre registrada y la demanda sobrepasó por mucho al número de boletos disponibles”.

Haciendo cálculos, sólo de los pre registrados en la página se obtienen más de 700,000 compradores potenciales de boletos, más los clientes de Banorte que un día antes pudieron disfrutar de la preventa.

Esta cifra es muy superior a los 76,463 aficionados que caben en el Estadio Azteca para disfrutar de un partido de futbol americano, porque de los 80,000 disponibles en el Coloso de Santa Úrsula, algunos tienen que ser no puestos a venta por falta de visibilidad.

Se eligió a TicketMaster para ser la plataforma de venta de boletos, por su experiencia en este tipo de eventos, además de ser el portal oficial para venta de boletos para eventos en el Estadio Azteca.

Otra de las razones por las que se eligió esta plataforma fue para luchar con la reventa, que la NFL México se dice resuelta a combatir.

El presidente de NFL México declaró que el día de la venta de boletos no había ninguno disponible en reventa como se afirmó, lo que existía eran especuladores que con el dinero de uno intentarían obtener un boleto.

“Es gente que está ofreciendo una especulación y ahí somos muy firmes y aprovecho para decir no a la reventa, porque es hacerle el juego a un especulador que lo menos que le interesa es el partido”, Arturo Olivé.

Lee también:  Partido entre Raiders y Texans deja 923 mdp a la Ciudad de México

 

Siguientes artículos

Agenda siglo XXI: 5 puntos críticos
Por

Recientemente expertos en futurología dieron a conocer una serie de escenarios alarmantes casi irreversibles y que parec...