Silicon Valley Global Partners se asociará con una agrupación que reúne a más de 2,500 productores californianos para impulsar la innovación en materia de agricultura en la región.

 

Por Dan Bigman

Mientras en Forbes nos preparamos para nuestra primera cumbre anual sobre tecnología agronómica en Salinas, California, el 8 y 9 de julio, ha surgido una asociación interesante que pone de relieve cuán grande se ha vuelto la innovación en la agricultura y cuánto potencial de mercado tiene.

PUBLICIDAD

Nuestro coanfitrión del evento, Silicon Valley Global Partners, reveló una nueva alianza con Western Growers Association, un grupo comercial de 90 años que representa a más de 2,500 de los productores de alimentos frescos más grandes de California y Arizona. ¿El objetivo? Empatar la innovación y la capacidad tecnológica del Área de la Bahía con los conocimientos y la experiencia de los agricultores de California, con la esperanza de crear adelantos que puedan ayudar a alimentar a un planeta cada vez más hambriento.

“Con la población alcanzando 9,000 millones en 2050, la única forma de alimentar al mundo será a través de la tecnología”, dijo Tom Nassif, presidente y CEO de Western Growers. “También estamos en una época de disminución de los recursos naturales, especialmente en California, donde el agua es un problema grave debido a una sequía de cuatro años. Para crear una cadena alimentaria sostenible, las tecnologías y la innovación deben ser desarrolladas y promovidas.”

La alianza también destaca la aceleración de las relaciones entre los dos grupos que pueden vivir en dos Californias totalmente diferentes: Silicon Valley y la comunidad agrícola del estado.

A pesar de que el Valle de Salinas (o la “ensaladera del mundo”, como le gusta llamarlo a la cámara de comercio local) está a sólo una hora por carretera de Silicon Valley (que también fue una vez una rica zona agrícola), durante la mayoría de los últimos 50 años los dos grupos tuvieron poco en común y poco que discutir más que negocios de bienes raíces.

Últimamente eso ha comenzado a cambiar, con inversionistas valientes como Eric Schmidt, John Doerr y Marc Andreessen apostando en empresas y modelos nacientes de tecnología agrónoma.

SVG, un inversionista en fase inicial en empresas tecnológicas enfocadas en la agricultura, ya opera el “acelerador de maduración”, una tutoría selectiva y programa de inversiones que se prevé conecten a las startups de tecnología con las principales empresas agrícolas. Otros patrocinadores del programa incluyen a Taylor Farms, JV Smith Empresas, Chiquita, Dole, Mann y Rocket Farms.

Western Growers y SVG dicen que abrirán “centros de innovación” en el Valle de Salinas y Silicon Valley con oficinas para que los agricultores miembros se conecten con las empresas de tecnología, con la esperanza de que la colaboración fomente las relaciones y genere nuevas ideas y productos.

Hacer que se involucren los agricultores de Western Growers –quienes cosechan más de la mitad de los productos frescos en EU– es crucial, dice John Hartnett, CEO de SVG. “La resolución de los problemas comienza con saber cuáles son los problemas”, dice. “La intersección entre la tecnología y la agricultura allanará el camino para resolver el reto de la producción de alimentos, al tiempo que ofrece una oportunidad de inversión increíble en el siglo XXI.”

Sin duda lo creemos.

 

Siguientes artículos

azucar
Avanza licitación de 9 ingenios azucareros
Por

22 grupos adquirieron las bases de participación para la venta de los nueve ingenios azucareros, que en total tienen un...