Por Enrique Perezyera*

Si bien, tecnologías como la Nube y la Inteligencia Artificial están marcando nuevas tendencias en las industrias y sectores en México, desde la creación de nuevos procesos para elevar la productividad, hasta la generación de nuevas áreas dentro de las compañías especializadas en innovación y tecnología, lo que podemos ver es que es necesario promover la integración de las capacidades humanas con la tecnología para continuar impulsando a las empresas y a nuestro país.

Pareciera natural pensar que en la medida en que la tecnología siga permeando en las distintas industrias, los empleos de muchas personas podrían verse afectados, reflejándose en la economía del país. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, por ejemplo, mientras más se maximice el uso de la IA, más se acelerará la automatización de tareas, lo cual también abre camino hacia el surgimiento de nuevas industrias y empleos y, por ende, un panorama lleno de oportunidades económicas.

Claro ejemplo de lo anterior, de acuerdo con el estudio “El impacto de la Inteligencia Artificial en el mercado laboral de México”, realizado por DuckerFrontier, es que en México se trabaja un 26% más de horas que en Estados Unidos y un 30% más que en Canadá, países cuyas economías destacan de manera positiva a nivel global. Es decir, que el ahorro de horas trabajadas no tiene que significar pérdida de puestos de trabajo. Por el contrario, la automatización de tareas puede traer consigo mejores empleos, mayores ganancias y mayor crecimiento para las empresas. 

La capacidad de cada país de maximizar los beneficios de la IA, depende de dos factores: la capacidad de acelerar el desarrollo y la difusión de esta tecnología en el país, y la capacidad de maximizar la participación de la población en los beneficios que ésta representa.

En este sentido, México se encuentra en una posición muy positiva respecto a la difusión y desarrollo de la IA, pero ¿qué debe suceder para que la economía del país se vea impulsada a través de ella? Sin duda, una estrecha colaboración entre diferentes sectores a fin de capacitar e implementar de forma segura y ética las innovaciones tecnológicas.

Desde nuestro lado, confiamos en que la tecnología seguirá impactando a la humanidad de manera positiva. Estamos convencidos de que las nuevas tecnologías como la nube y la Inteligencia Artificial tienen el potencial de acelerar el crecimiento económico, optimizar el uso de recursos en muchas industrias y transformar a las empresas en México. Por ello, perseguimos el objetivo de hacer que la IA sea accesible y valiosa para cada individuo y organización, amplificando el ingenio humano con tecnología inteligente, pues, para que las empresas prosperen en una economía digital, las habilidades de los colaboradores deben seguir el ritmo de los avances tecnológicos.

 

Contacto:

LinkedIn: Enrique Perezyera

 

*El autor es Director General de Microsoft México.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Te recomendamos: 1 de cada 2 jóvenes en el mundo estudiaría una carrera enfocada en tecnología

 

Siguientes artículos

Emprendedores ante la incertidumbre
Por

En esta época de enorme incertidumbre y sus terribles efectos, existe un poderoso antídoto para la sana y verdadera tran...