Los espectadores buscan cada vez menos contenidos trasmitidos en directo. Deportes y programas de concurso son los más buscados, de acuerdo con un reporte publicado recientemente.

 

Por Dorothy Pomerantz

 

PUBLICIDAD

A medida que se vuelve más fácil ver los programas que nos gustan fuera del horario prime time de transmisión, el concepto de televisión en vivo está empezando a parecer un poco pasado de moda. Los más comentados Los programas más comentados del momento están en Netflix y HBO. Basta con mirar las recientes nominaciones al Emmy. HBO obtuvo 108 nominaciones. Gracias a Video on demand (VOD) y HBO To Go, no importa cuando transmitan Game of Thrones o True Blood en la tele, siempre podrán verse en línea cuando se desee.

Dejando de lado el hecho de que actualmente HBO To Go no está disponible a la carta, la mayoría de los usuarios pueden acceder a casi todo lo que quieren sin una suscripción de cable. Pero según Nielsen, sólo alrededor del 5% de la población ha cortado la dependencia al cable. Lo que mantiene al otro 95% atado a sus costosas suscripciones son los deportes y los programas de concurso.

De acuerdo con un análisis de los programas de televisión del verano realizado por Brad Adgate, una unidad de Horizon Media, este año, por segunda ocasión consecutiva, las comedias y los dramas están quedando en segundo plano frente a los deportes y shows como America’s Got Talent y The Voice. De los diez programas más vistos en lo que va del verano, siete fueron los juegos de las finales de la NBA, dos fueron The Voice y el otro fue Under the Dome, el nuevo hit de CBS.

Under The Dome es el único espectáculo con guión en atraer a más de 10 millones de espectadores. El verano pasado no hubo ningún programa con guión con más de 10 millones de espectadores. Ese verano fue dominado por los Juegos Olímpicos.

Hay lecciones aquí para las grandes emisoras. Necesitan aferrarse a los grandes eventos deportivos lo más que puedan y no permitir que esos espectáculos se muden a ESPN o en línea. No sólo estos eventos atraen millones de dólares de publicidad para las cadenas televisivas, sino que dan a esas mismas cadenas la oportunidad que tan desesperadamente necesitan para promover sus nuevos programas.

Deben también trabajar duro para producir el próximo gran programa de concursos. Los espectadores pueden quejarse de que están hartos de programas de canto, pero todavía los sintonizan por millones.

Por último, tienen que adaptarse a la realidad de que la gente está viendo sus programas cuando quieren en vez de en un horario establecido. Ésa es la tendencia. Casi todas las cadenas televisivas de EU están poniendo en línea el contenido después de su estreno para ser consumido On Demand, pero los ingresos publicitarios deben seguir fluyendo. Los anunciantes están presionando para conseguir mejores tarifas, mientras que las cadenas están tratando de convencerlos de que no son los ojos que ven el show en la primera visión los que cuentan, sino los ojos que lo ven hasta siete días después.

Mientras tanto, los espectadores están recibiendo el mejor de ambos mundos. Si estamos dispuestos a esperar unos minutos, podemos superar rápidamente los comerciales en la televisión en vivo. Si no nos gusta lo que dan en la tele, podemos recurrir a Netflix, Hulu o VOD para otras opciones. Y además tienen algunos de los mejores programas de TV jamás hechos.

 

Siguientes artículos

México recibirá crédito para viviendas de empleados públicos
Por

El BID a través del sector de Oportunidades para la Mayoría, aprobó un préstamo de hasta 84 millones de pesos para el FO...