¿Qué consumimos más: TV, Internet o videojuegos? ¿Cuánto tiempo pasamos consumiendo estos medios? ¿Qué influencia tienen en nosotros?

 

El debate de la influencia de los medios de comunicación en sus espectadores es uno de esos que se antojan para las tres o cuatro de la mañana en un bar de la colonia Roma. De esas charlas de sobremesa donde cada interlocutor da su punto de vista, con la mirada perdida en las paredes del lugar. Balbuceantes, cada “especialista” explica por qué sí y por qué no los medios influyen, para bien o para mal, en sus ingenuos espectadores.

Pero la escena anterior bien podría datar de este 2013, del 2012, del año 2000 o de cualquier año de la década de los setenta, ochenta o noventa. Un debate que ni los mismos medios se atreven a delinear. Y no se atreven a delinear porque las investigaciones que han realizado universidades, organismos no gubernamentales e institutos del comportamiento humano tienen tantos sesgos como estrellas la Vía Láctea.

PUBLICIDAD

En serio. Desde mis años de universitario -que no hay que ir tan lejos porque más de uno somos del siglo y milenio pasado- está el debate de la influencia en los individuos y las sociedades de los medios. Para aderezar este primer cuatrimestre del año, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España nos presenta la Encuesta Nacional de Salud, donde encontramos algunos datos de los hábitos de consumo de medios en el país ibérico.

La encuesta es muy reveladora. Nos muestra la forma en la que los niños y adolescentes se están acercando a los medios. Incluso la forma tan diferenciada en la que consumen: los niños están más enganchados a la televisión y las niñas se acercan a los niños en consumo de videojuegos.

Así, encontramos que 72.4% de los niños españoles menores de 15 años pasan más de una hora al día viendo televisión. Por su parte, las niñas menores de 15 años que consumen más de una hora diaria de televisión es del 68.5%, de acuerdo a la encuesta del gobierno español.

La sorpresa viene en el rubro “videojuegos, ordenador o internet”, donde las niñas y los niños están prácticamente a la par en el consumo de plataformas de videojuegos: las niñas -en el mismo grupo de edad y horas de consumo que en el apartado anterior- se acercan al 40%; los niños al 43%.

¿Las niñas y los niños están consumiendo más videojuegos, por igual, que televisión e internet? La encuesta así lo indica. No hay que darle tantas vueltas al asunto para explicar el fenómeno: son una generación que nació con el boom de las puntocom, de los móviles y los smartphones.

En México lo más reciente que tenemos es el Estudio de Consumo de Medios entre Internautas Mexicanos, realizado al alimón entre Interactive Advertising Bureau (IAB) y Millward Brown. Este estudio nos permite empatar los datos de consumo de medios digitales del país Ibérico y México, y encontramos algunos indicadores interesantes. Por ejemplo, 25% de los internautas mexicanos está entre los 13 y 18 años, y la segmentación por sexo es prácticamente la misma: 50-50 hombres y mujeres.

En la población adolescente los números son: 50% de los teens (definidos en el estudio de consumo como las personas entre 13 y 18 años), juega todos los días. Y más curioso, IAB México y Millward Brown ponen en evidencia a nuestros ejecutivos mexicanos como unos gamers empedernidos: 1 de cada 2 ejecutivos ve televisión por internet y juega todos los días.

Que los hombres de negocios mexicanos jueguen más que los niños españoles es de llamar la atención, si recurrimos a los lugares comunes tipo “Es que en Europa esto y en México esto otro”. Lo único que nos demuestran ambos estudios es que los años no pasan en balde y las generaciones juegan el juego que les tocó en su época: a unos la televisión nos crió y la Internet nos educó; y a otros la Internet los crió y la televisión los ignoró.

 

 

Contacto:

Twitter: @miguelcolunga1

 

Siguientes artículos

S&P mantiene la AAA a Reino Unido, por ahora
Por

La calificadora mantiene la perspectiva negativa y advierte que si desempeño económico es menor al esperado, rebajaría l...