Por Hugo Salvatierra Arreguín

Constructores y desarrolladores inmobiliarios ven en la importación de cemento una medida para amortiguar los golpes que significaron las dos alzas al precio de este insumo anunciadas por Cemex: una de 15%, en enero, y otra de 8%, en julio.

Los aumentos de esta empresa, que tiene una cuota de 50% del mercado en el país, elevarán los costos de las obras de infraestructura, viviendas y demás edificaciones, no sólo por ser la base para fabricar concreto, sino también para la elaboración de block, vigueta y bovedilla, mortero y pegazulejo, entre otros productos.

“Hay proyectos que ya están a la mitad; tal vez su impacto será parcial, pero los nuevos vendrán impactados, y mucho más fuerte”, dice Carlos Medina Rodríguez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

PUBLICIDAD

Cemex declinó dar una entrevista a Forbes México, pero vía correo electrónico argumentó que, con el alza de precios, pretende recuperar los costos inflacionarios han tenido sus insumos y el transporte. Pero hay quienes dudan de esta explicación. “¿Cuál es la justificación, en este momento, para un incremento, cuando el peso mexicano, en relación con el dólar, se apreció, el costo de los energéticos bajó y la CFE les cobra menos a las industrias?”, cuestiona Gustavo Arballo Luján, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

“Simple y sencillamente, tienen que vender muchos más pesos para comprar dólares y pagar sus intereses [de la deuda de Cemex, de unos 12,000 mdd] y una partecita de capital”, enfatiza Ricardo Alessio Robles, quien, en 2004, trajo cemento ruso para venderlo más barato que el de la industria en México, pero que, tras un embargo precautorio, tuvo que regresarlo sin haberlo descargado.

Te puede interesar: Cemex aumenta a 750 mdd su utilidad neta en 2016

Constructores y vivienderos ven una salida en la Secretaría de Economía (SE) y en la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece). Sin embargo, mientras los organismos regulatorios y gubernamentales analizan el conflicto, los constructores exploran la posibilidad de traer el insumo de otros mercados.

De acuerdo con la CMIC, en 2016, la tonelada de cemento costaba 168 dólares en México y 111 dólares en Estados Unidos. Pero, si se compra en volumen en el extranjero, se podría encontrar cemento a 60 dólares, más un flete de entre 12 y 35 dólares, se tendría un precio máximo de 75 a 95 dólares, a lo que habría que agregar el costo de distribución, calcula Alessio Robles.

Sólo que importar cemento de sitios como Asia tiene altos costos de transporte, opina Osmín Rendón, presidente de la Cámara Nacional del Cemento (Canacem).

Además, su alcance es limitado. “Un proyecto de importación masiva, atacando diferentes puertos, no le va a quitar a la industria [cementera] más del 1% de su mercado nacional”, estima Alessio Robles.

Lo que podrían hacer las importaciones es revertir las alzas de precios, como ya ha ocurrido. En 2014, Alessio Robles importó 6,000 toneladas de Cuba y las distribuyó en la península de Yucatán. Aunque sólo equivalía al 0.6% del mercado de la zona y al 0.03% nacional, logró dar precios 10% más bajos. Con esos números, los constructores negociaron mejores precios con las cementeras. “El cemento bajó de 125 a 85 pesos”, recuerda.

Estas negociaciones le impidieron diferenciarse en precio, por lo que dejó de importar y, tres años después, dice, los precios alcanzaron 178 pesos el bulto.

Te puede interesar: Cemex espera 240 mdp por acciones de Cementos Chihuahua

Foto: Susana Gonzalez/Bloomberg via Getty Images

La importación

  • Es viable en mercados que estén hasta 500 km a la redonda de un puerto.
  • La navegación del producto tarda 30 días.
  • 3 tardaría la distribución del cemento.
  • Vendedores potenciales: Vietnam, Corea del Sur e Indonesia para los puertos del Pacífico; España, Egipto, Turquía y Rusia para los del Golfo.

Fuente: Ricardo Alessio Robles

 

 

Siguientes artículos

¿Qué significa México para Uber? El segundo al mando lo explica
Por

Con cuatro años de operaciones en el país, Uber se afianza en el servicio de transporte personal. El número dos de la co...