El Centro Cultural Roberto Cantoral ha logrado adaptarse a los nuevos canales digitales y satisfacer los sentidos no sólo de su público presente, sino también del remoto.