Se proyecta que en un periodo de cinco años, (2025) el mercado del Interet de las Cosas, en la industria de salud, generará facturaciones mayores a 530,000 millones de dólares y que la inteligencia artificial recaudará más de 31,000 millones de dólares a nivel global.

Esto supone un avance tanto para la industria de la salud como para el sector tecnológico en México, el cual ha tenido un empuje al uso de nuevas herramientas, aplicaciones, plataformas y usabilidad con la aceleración que ha dejado la pandemia del Covid-19.

Lee también: La reactivación económica requiere una gran dosis de Inteligencia Artificial

Para ofrecer un panorama acerca de la tecnología médica y su implementación en el país, la firma AT&T así como diversos integradores como Fibotech Desharp y Motebo, mostraron algunos adelantos de lo que la industria de la salud podrá ofrecer en los próximos años.

“La adopción de este tipo de tecnología está aumentando en México; sin embargo, todavía hay un gran camino por recorrer. Se estima que un 30% de las compañías mexicanas han adoptado IoT, mientras que un poco más del 50% de las empresas tienen proyectos activos o en desarrollo de inteligencia artificial”, señaló en videoconferencia Adriana Gomes, vicepresidenta adjunta de soluciones empresariales de AT&T en México.

Fibotech, Desharp y Motebo, buscan hacer inteligente al sector salud

A través de las nuevas tecnologías, se puede desarrollar un gran número de soluciones que ayuden al diagnóstico, monitoreo y atención ante distintos tipos de enfermedades, como covid-19. Se calcula que aproximadamente el 60% de las organizaciones mundiales de atención médica ya han implementado soluciones de IoT, lo cual permite reducir visitas al hospital y ayuda a disminuir la carga de los sistemas de atención de salud.

“Conforme notamos que la situación del coronavirus iba creciendo, decidimos desarrollar un chatbot –cuya base es la inteligencia artificial- que permitiera agilizar los diagnósticos de esta enfermedad”, comentó Ilich Núñez, Chief Strategy Officer de Fibotech.

Detalló que esto ayuda a identificar si los síntomas de una persona coinciden con aquellos ocasionados por covid-19 y evitar que la gente salga de sus casas si no es necesario.

Por medio del IoT, también es posible el monitoreo de pacientes a distancia, vigilar que las máquinas estén funcionando de manera adecuada o incluso saber si alguien tiene una situación de emergencia. De hecho, se proyecta que para 2025 existan 13.3 mil millones de dispositivos conectados por medio de IoT para uso empresarial y sin duda un gran porcentaje se destinará al sector salud.

Por su parte Víctor Tapia, chief executive officer de Desharp, dijo que se trata de un dispositivo creado para la destrucción y esterilización automática de residuos médicos peligrosos como agujas y bisturís.

“A través de la nanotecnología desinfectante de Nanoxen y la trazabilidad proporcionada por la conectividad de AT&T, se refuerza la bio-seguridad del personal de salud para destruir material sanitario bio contaminado in situ, combatir la pandemia de COVID-19 y proteger la salud de las personas”, dijo el directivo.

En el caso de MoTeBo, Paulino Vacas, chief executive officer de MoTeBo, agregó que por el tema de COVID-19, decidió poner al servicio de México el know-how de IoT de MoTeBo.

“Hemos adaptado una de nuestras tecnologías vestibles para ser utilizada para monitoreo remoto de pacientes con coronavirus. Esta solución implementa comunicación con dispositivos móviles por radiofrecuencia, detección de temperatura, sensado de frecuencia respiratoria (incluyendo detección de taquipnea), de sudoración, detección de escalofríos, así como tecnologías digitales de información, incluyendo algoritmos de inteligencia artificial. El éxito de esta tecnología radicará en el esfuerzo concertado entre ciudadanos, gobierno y empresas tecnológicas del país”. 

El Internet de las Cosas Médicas (IoMT) permite que los dispositivos generen, recolecten, analicen y envíen datos que pueden contribuir a cualquier tipo de tratamiento médico, por medio de dispositivos inteligentes que envían la información a través de la red.

Estas soluciones tienen un gran potencial para impactar positivamente a la sociedad y ser un parteaguas para los tratamientos médicos del futuro.

Los estudios de esta industria y sus análisis están acelerando la evolución de la tecnología médica, incrementando la demanda de dispositivos capaces de conectarse a una red para cuidar la salud de las personas.

 

Siguientes artículos

Semáforo Covid
Semáforo Covid-19: cinco estados regresan a rojo
Por

Por un aumento de la epidemia, cinco entidades regresarán al color rojo en el semáforo de riesgo Covid-19; cuatro pasará...