*Este texto se publicó originalmente el 29 de septiembre de 2016.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) no forma empresarios, sino líderes para las necesidades que requiere nuestro país, expresó el rector de la máxima casa de estudios, Enrique Luis Graue Weichers.

“La Universidad tiene que formar a los líderes con compromiso social y para las necesidades que requiere el país. No es una necesidad universitaria formar presidentes. Y con los empresarios es la misma respuesta: la UNAM tiene que formar empresarios comprometidos con la sociedad. No educamos para formar empresarios. Tenemos una educación empresarial, pero no con esa finalidad. No nos medimos así, sino  por la capacidad que tenemos de formar jóvenes y transformar gradualmente a México”, respondió el funcionario durante una entrevista con Forbes México.

Weichers dijo, tras su participación en el Foro Forbes 2016: Economía 3.0, que la Universidad forma a México y a quienes aún no tienen recursos. “Innovamos, intentamos investigar  los problemas nacionales y trabajamos  constantemente por el país. Toda la actividad universitaria es por México”.

PUBLICIDAD

El reconocimiento que ha recibido esta institución académica no pasa por alto a nivel internacional. Ocupó el tercer lugar de las mejores universidades de América Latina y se posicionó como la mejor de nuestro país este año, de acuerdo con el conteo elaborado por la firma inglesa Quacquarelli Symonds.

Aquí la historia completa: UNAM, entre las tres mejores universidades de América Latina

Sobre el perfil y valores de los estudiantes, el rector comentó que los egresados deben ser competentes,  con capacidad de innovar, creadores, respetuosos y tolerantes “en todas las áreas del conocimiento”.

En la UNAM estudiaron 346,730 alumnos en el ciclo escolar 2015-2016. 112,229 en bachillerato, 204,940 en licenciatura y 28,638 en posgrado. Cuenta con 39,500 académicos, 12,172 de tiempo completo. Posee 33 institutos y 13 centros de investigación. 15 facultades, 3 escuelas nacionales y 9 planteles de escuela nacional preparatoria, además de 5 Colegios de Ciencias y Humanidades.

 

Oportunidad universitaria versus desempleo e informalidad

Al preguntarle si tiene sentido para los jóvenes estudiar una carrera en un país con una alta tasa de informalidad además del desempleo, Graue aseguró que sí.

Durante el segundo trimestre de 2016, el empleo informal (sin seguridad social) en México registró 29.4 millones de personas; 13.9 millones en el sector informal (con ingresos del hogar pero sin ser una empresa independiente), 7.3 millones en empresas, gobierno e instituciones; 5.9 millones al ámbito agropecuario y otros 2.3 millones al servicio doméstico remunerado, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).  En cuanto al desempleo, México tiene 2.1 millones de personas sin trabajo.

En el ciclo 2014-2015, 23,012 estudiantes de licenciatura  se titularon en la UNAM.

“Claro que tiene sentido. Si tienes una licenciatura la oportunidad de obtener ingreso mucho mayor que el resto de la población, entonces por supuesto que tiene sentido. El país tiene que crecer para ofrecer empleos a los egresados, pero jamás la UNAM deberá dejar de formar gente por el hecho de que no exista un mercado laboral. Si bien es cierto que tiene que ir ligado, nuestra finalidad es formar a la gente que México necesita, el problema del país es crecer económicamente”.

 

Satisfecho con el presupuesto

Respecto al presupuesto proyectado por el gobierno de México para la Universidad en 2017, el rector  manifestó que “contentos con un presupuesto nunca estamos, satisfechos sí”.

El Proyecto de Egresos de la Federación (PEF) 2017  propuso un gasto público de 36,346 millones de pesos (mdp) para presupuesto de la UNAM, un incremento de 1,351 millones de pesos o 0.5% más que en 2016, mientras que Tecnológico Nacional de México recibió un recorte de 8.5% o 894 mdp. El Instituto Politécnico Nacional (IPN) recibió 123 mdp menos (-3.9%) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) se le asignarían 6,538 mdp, 2.4% menos o 51 mdp.

Las instituciones de educación superior estatales e institutos tecnológicos recibieron el mayor impacto, con un  presupuesto de 89,256 mdp, un recorte de 5,707 mdp equivalente a -9% de lo que recibieron en 2016.

Lee también: Pese a pobreza, la educación ha mejorado: rector de la UNAM

 

 

Siguientes artículos

Lecciones del fundador de Netflix para emprendedores sin grandes ideas
Por

Buscar el dolor en la vida cotidiana es uno de los mejores lugares para encontrar ideas para emprender. Descubre ésta y...