DW.-  La UNAM es un referente de educación superior en América Latina. No solo por sus más de 350,000 alumnos, o por sus tres premios Nobel, sino porque con su oferta cultural de más de 30,000 actividades anuales equipara a la actividad de la Secretaría de Cultura de México. La UNAM juega en las grandes ligas.

La apertura de su centro en Berlín era una cuestión natural. Así lo indicó a DW el Secretario de Desarrollo Institucional de la UNAM, Ken Oyama Nakagawa, durante la inauguración del centro. “Nos dimos cuenta al elaborar un mapa de actividades internacionales, que solo con Alemania teníamos más de 3.600 publicaciones conjuntas”, dijo.

Fue por esa intensidad en el intercambio académico, especialmente con el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Libre de Berlín, que la UNAM decidió abrir su centro en la capital alemana.

“De esta manera completamos el circuito europeo”, señaló, por su parte, el Dr. Francisco José Trigo, Director de Asuntos Internacionales de la UNAM y responsable de la apertura de once de los catorce centros internacionales. “La UNAM hizo la inversión, pero nuestros centros ofrecen apoyo logístico a otras universidades públicas mexicanas que quieran internacionalizar su agenda”.

TAMBIÉN LEE: UNAM promueve aprendizaje del español en China

Los directivos de la UNAM ven en la universidad pública un vehículo de movilidad social, y en estos centros, una herramienta clave para expandir conocimiento.

Dr. Ken Oyama, Secretario de Desarrollo Institucional y Dr. Francisco José Trigo, Director de Asuntos Internacionales de la UNAM.

La internacionalización forma parte del “Zeitgeist”

Para la Dr. Viola Königs, de la Universidad Libre de Berlín, la presencia de la UNAM facilitará las relaciones académicas: “La institucionalidad nos permitirá ejecutar las ideas que con los colegas discutimos en las conferencias”. Esta visión es validada por el director del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la universidad berlinesa, el catedrático Stefan Rinke: “En la Universidad empezamos un proceso de internacionalización hace 10 años. Es el espíritu de los tiempos.”

La directora del Centro de Estudios Mexicanos UNAM-Alemania, Adriana Haro, afirmó que “es una feliz coincidencia que este centro se inaugure en Berlín, ciudad que vio nacer a Alexander von Humboldt, durante las celebraciones de los 250 años de su natalicio”. Y es que como ninguna otra figura, Humboldt trazó un puente científico entre América Latina y Alemania.

TAMBIÉN LEE: Un brindis histórico: México-Alemania

Adriana Haro, directora del Centro de Estudios Mexicanos UNAM-Alemania.

Y sin lugar a dudas, en los últimos casi 50 años, el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Libre de Berlín ha mantenido viva esta tradición de intercambio académico con la UNAM. Especialmente a partir de 1988, cuando se firmó el primer convenio entre ambas universidades. Pero el punto de inflexión lo marcó la creación del primer Colegio Internacional de Graduados en 2009. Este proyecto insignia ha recibido una segunda fase de financiación, una novedad en la academia alemana, para su programa “Temporalidades del futuro”. Este clúster académico reúne a tres universidades alemanas y a tres mexicanas. Allí, investigadores de diferentes disciplinas estudian cómo, desde el siglo XVI hasta la actualidad, las sociedades asumen las esperanzas y los miedos frente al futuro.

Balance del primer año: retos y logros

Tanto Stefan Rinke como Ken Oyama coinciden en afirmar que esta joven cooperación enfrenta tres retos: otorgar visibilidad a esta larga trayectoria de cooperación, en la que los académicos mexicanos y latinoamericanos pueden investigar y escribir en su lengua materna en Alemania; abrir el mercado para los jóvenes científicos en tiempos en los que la globalización exige redes trasnacionales y fomentar la movilidad en etapas tempranas de la formación académica.

Pero en un primer balance de actividades, a un año de iniciadas sus operaciones, las directivas de la UNAM se muestran satisfechas por lo alcanzado: un aumento de los intercambios académicos, el posicionamiento del SIELE como referente de evaluación del español como lengua extranjera, y la llegada, el próximo enero, del primer grupo de alumnos de medicina como parte de un intercambio en biomedicina.

Y como un presagio de una vibración vital de largo aliento, en la sala retumbó la porra universitaria, del equipo de futbol de los Pumas de la UNAM: “Goya, Goya, ¡Cachún, Cachún, ra, ra!”.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Asesinan a periodista en Tabasco
Por

La periodista Norma Sarabia fue asesinada por hombres armados en la puerta de su casa, según los primeros reportes.