La violencia en México costó a los ciudadanos y al gobierno 4.6 billones de pesos en 2022, lo que equivale a 18.3% del Producto Interno Bruto (PIB), según el informe Índice de Paz en Mexico.

Lo anterior toma en cuenta los costos que tiene tanto la víctima, el gobierno y el perpetrador, como gastos médicos, vigilancia, la pérdida de ingresos futuros, el trauma físico y psicológico, entre otros.

“Aunque el impacto de la violencia disminuyó en 2022 sigue siendo equivalente a más de tres veces el gasto en desarrollo económico del gobierno”, señala el informe, el cual fue presentado este martes.

Por ejemplo, los homicidios tuvieron un impacto económico de 2,077.5 millones de pesos; delitos con violencia, 1,521.2 mdp; crímenes de la delincuencia organizada, 20.5 mdp; miedo, 44.2 mdp; costos de protección, 348.9 mdp; gastó en fuerzas armadas, 321.8 mdp; gastos en seguridad pública, 78.9 mdp, y gastos del sistema judicial y encarcelamiento, 232.8 mdp.

“En 2022, la importante disminución de lo homicidios contribuyó a la reducción del 5.5% en el impacto económico de la violencia. A pesar de la mejora, en 2022 hubo un aumento en la actividad delictiva organizada, lo que ocasionó un aumento del 9.3% para esta categoría en comparación con 2021. Esto se debe en gran medida al aumento de los secuestros y de la extorsiones”, señala el documento.

El informe realizado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) explica que la reducción del impacto general de la violencia en la económica contribuyó a que el gobierno mexicano redujo sus gastos militares y su gasto en seguridad pública.

Sobre el impacto económico de la violencia por estado, Zacatecas, Colima y Morelos tuvieron un costo que supera 40% de su PIB, ya que estos registraron aumento en los delitos de extorsión, secuestro y trata de personas.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

En cuanto a los resultados del Índice de Paz en Mexico en 2022, el documento señala que Zacatecas, Baja California, Guanajuato y Morelia se ubicaron como los cinco estados menos pacíficos.

Mientras, Yucatán, Tlaxcala, Chiapas, Nayarit y Tamaulipas se posicionaron como los cinco estados más pacíficos.

En conferencia Carlos Juárez, director en México del IEP, señaló que para hacer contrapeso ante la incidencia selectiva es necesario fortalecer instituciones, reducir tasas de impunidad, profesionalización de la justicia, mejora de la calidad de los policías municipales y el trabajo vinculado entre sector privado y sociedad civil.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

OMS tratado antipandemias
OMS aboga por economías que prioricen la salud pública por sobre el PIB
Por

OMS presentó un informe sobre objetivos sanitarios y económicos globales en el que pide reorientar las economías mundial...