El protagonista de Y tu mamá también y co-protagonista de Elysium, sale a escena y no guarda las formas. En entrevista, explica que Canana, la productora de cine que tiene con Gael García y otros socios, nació de la necesidad de protegerse ante una industria que no “salpicaba” lo suficiente para todas las partes.

 

Por Jorge Cervantes

 

PUBLICIDAD

Para Diego Luna la creatividad es un proceso no un fin y la libertad es su motor principal. En estos pilares se fundamenta Canana.

La compañía que fundó con su fiel amigo Gael García Bernal tiene ya ocho años y más de 15 películas filmadas. Pero lo más importante de esta aventura llamada Canana, es que Diego y Gael tienen el control de su desarrollo profesional, además de que buscan llevar sus películas a otras plataformas y a más gente.

Y no se trata de sólo hacer dinero, aunque Diego afirma que en México es posible, lo que corresponde es “salpicar”, abrir puertas. Y eso lo han logrando con ideas como Ambulante: el festival itinerante que año con año lleva documentales y películas a las plazas públicas y que en su sexta edición cuenta con más de 200,000 espectadores.

A sus 34 años, Diego nunca se había puesto una meta tan grande. “Nunca me la puse tan difícil, la verdad. Yo era feliz haciendo teatro y teniendo el chance de viajar un poquito con mi trabajo”. Pero ahora sabe que pertenece a algo grande que puede trascender.

El camino para renovar el cine mexicano es largo y difícil, pero Diego y Gael, con Canana, están tomando los riesgos para lograrlo.

Conoce la historia completa de Diego Luna y Canana en la edición de diciembre de la Revista Forbes México. Aquí te presentamos un avance en video.

[youtube id=”2QFnYzBXK-M” width=”620″ height=”360″]

 

Siguientes artículos

¿Cuáles eran las preocupaciones de la Fed antes del recorte?
Por

Las minutas de la Reserva Federal revelaron la preocupación de sus miembros para proceder con cautela en el recorte de e...