El coordinador de la bancada panista en el Senado, Mauricio Kuri González, lamentó el plan de infraestructura para reactivar la economía del país presentado por el gobierno federal, al cual calificó de Insuficiente, inequitativo y descafeinado.

Dijo que el plan apenas representa el 1% del PIB y busca generar solo 190,000 empleos y que, además, llega tarde, pues desde marzo el PAN propuso una Ley de Emergencia Económica para proteger el empleo de millones y para cuidar el ingreso de las familias.

Lo dicho por Kuri fue durante una conferencia de prensa virtual con el presidente del partido, Marko Cortés Mendoza, y el coordinador de la bancada panista en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks.

El plan llega descafeinado porque en un momento en donde debemos inyectarle todo para salir adelante, el plan anunciado se queda corto. Equivale apenas al 1 por ciento del PIB, cuando se estima que la economía mexicana caerá alrededor de 10 puntos porcentuales este 2020. l número de empleos anunciado con estos proyectos es de 190 mil, cifra pequeña si consideramos que aún faltan 5.3 millones de empleos por recuperar para llegar al nivel que teníamos en febrero”, reiteró Kuri González.

Asimismo acusó que hay una asignación regional inequitativa de los proyectos, ya que dos terceras partes de los recursos se ejercerán en estados del centro del país, mientras que los estados del sur y del norte recibirán menos del 20 por ciento cada uno.

“A nivel de entidades federativas, este reparto resulta todavía más desigual, pues un tercio de los estados del país se quedará sin recibir los beneficios por esta derrama económica”, subrayó.

El coordinador lamentó que en el actual gobierno se privilegien “proyectos inviables, como el Aeropuerto de Santa Lucía, al que se destinarán más de 35 mil millones de pesos en obras de comunicaciones y transportes; o sea, más del 10 por ciento de los recursos anunciados”
Por último, se refirió a las inversiones y los empleos, los cuales, dijo, no se generan por decreto; la transparencia, la eficiencia, el estado de derecho, la innovación y el desarrollo sustentable son el estándar mínimo bajo el que debemos trabajar para crecer y prosperar.