La Línea Aérea Mérida Internacional de Aviación (LAMIA) nació en 2009 con capital venezolano en el estado de Mérida, Venezuela, con el fin de “ayudar al desarrollo turístico regional” de dicha entidad, y la prestación del servicio de pasajeros, carga y correo.

La compañía aérea que fletaba el avión siniestrado en Medellín, Colombia, en el que viajaba el club brasileño Chapecoense y que costó la vida a 75 personas, ofrece vuelos charters no regulares.

LAMIA empezó a operar desde el aeropuerto Alberto Carnevali en Mérida; sin embargo, en 2014 solicitó licencia para operar en Bolivia como “pequeño operador”, según consta en el Certificado de Operación Aérea del país.

Te interesa: Chapecoense, la promesa del futbol que se perdió en el aire

PUBLICIDAD

En los últimos dos años su especialidad eran los vuelos chárter con equipos de fútbol sudamericanos, de hecho, hace 18 días trasladó a la selección argentina en el mismo avión de la tragedia del Chapecoense, desde Belo Horizonte, Brasil, a Buenos Aires, tras jugar un partido de eliminatoria para Rusia 2018.

La delegación de la Albiceleste, capitaneada por Lionel Messi, viajó por última vez en el avión de la aerolínea Lamia, con matrícula CP2933, el 11 de noviembre tras la derrota 3-0 frente a la selección brasileña.

La aeronave había sido fletada por el club brasileño para la que sería su primera final de un torneo internacional en sus 43 años de historia frente al Atlético Nacional colombiano.

La flota de LAMIA se reduce a tres aviones British-Aerospace BAe-Avro 146 de cuatro reactores y con capacidad para hasta 90 pasajeros, un modelo que desde que empezó a operar en 1981 ha protagonizado al menos 13 accidentes con más de 200 muertos, aunque el incidente más grave ocurrió en 1987, cuando un pasajero disparó contra la tripulación y el avión se estrelló causando la muerte a 43 personas a bordo.

LAMIA se deslinda de tragedia

Gustavo Vargas, director general de la aerolínea, aseguró a la agencia EFE que el avión siniestrado había pasado todas las revisiones y que el piloto y el copiloto “estaban certificados en Suiza” y habían superado “dentro del margen” los controles semestrales.

El avión, un Avro Regional Jet 85, era el único que la compañía tenía en funcionamiento en Bolivia, ya que según Vargas mantenían otros dos en inspección.

Piloto era yerno de opositor boliviano

El capitán boliviano Miguel Quiroga, que pilotaba el avión de LAMIA que se estrelló anoche en Medellín y que transportaba a jugadores del club Chapecoense brasileño, era yerno del ex senador opositor boliviano Roger Pinto, que está asilado en Brasil desde 2013.

Marco Julio, un allegado al dirigente político que vive en Brasilia, señaló a EFE que Quiroga era un ex oficial de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y estaba casado con una de las hijas de Pinto, cuya familia “se encuentra destrozada por la noticia”.

Quiroga también era uno de los dueños de la compañía boliviana.

Tragedias aéreas con equipos de futbol

  • 1993. Las 30 personas que viajaban a bordo de un vuelo de la Fuerza Aérea de Zambia, entre ellas 18 jugadores de la selección de futbol, murieron cuando la aeronave se estrelló en el mar frente a la costa de Gabón poco después de despegar tras una parada de reabastecimiento. El equipo estaba en camino a Senegal para disputar un duelo clasificatorio para el Mundial.
  • 1989. Al menos 14 futbolistas holandeses de ascendencia surinamesa estuvieron entre las 176 personas que murieron cuando el vuelo 763 de Surinam Airways se estrelló a su llegada a Paramaribo después de un vuelo desde Ámsterdam. Los futbolistas jugaban para diferentes clubes profesionales en Holanda y habían formado un equipo llamado “The Colorful 11” para disputar un partido de exhibición contra la selección local.
  • 1987. De los 43 muertos de un accidente cerca del aeropuerto de Lima, 17 eran jugadores del club peruano Alianza Lima, además de dirigentes y parte de su cuerpo técnico, que viajaban tras disputar un partido en la ciudad de Pucallpa. Sólo sobrevivió el capitán del vuelo.
  • 1979. Los 17 jugadores y parte del cuerpo técnico del club Pakhtakor Tashkent, único equipo de la actual Uzbekistán que jugaba en la principal liga soviética de futbol, estuvieron entre los 178 muertos que originó la caída de un vuelo que llevaba al plantel a disputar un partido de la ante el Dinamo Minsk. La tragedia se produjo sobre lo que ahora es Ucrania.
  • 1969. Futbolistas del equipo boliviano The Strongest estuvieron entre los 78 muertos del accidente de un avión que despegó de la ciudad de Santa Cruz y que se estrelló en Viloco, cerca de La Paz.
  • 1960. Ocho futbolistas daneses que formaban parte de una preselección local que se preparaba para participar en el torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos de Roma murieron cuando su avión se estrelló en el estrecho de Oresund tras despegar de Copenhague.
  • 1958. Ocho jugadores del Manchester United estuvieron entre los 23 muertos en un avión que se estrelló al despegar en Múnich tras una parada técnica. El vuelo los llevaba de regreso a Manchester después de un partido de la Copa de Europa en Belgrado. Entre los 21 sobrevivientes estaba Bobby Charlton, que en ese entonces tenía 20 años, y que posteriormente se convirtió en uno de los mejores futbolistas ingleses de la historia.
  • 1949. El avión que trasladaba al club italiano Torino de regreso de un partido contra el Benfica en Lisboa se estrelló en la colina Superga poco antes de llegar al aeropuerto de Turín. Las 31 personas a bordo murieron, incluyendo 18 futbolistas, devastando al mejor equipo de la historia del club.

Con información de EFE y Reuters

 

Siguientes artículos

Meade
Hacienda reconoce riesgo de caída en la inversión privada por Trump
Por

Ante ese panorama, el titular de la SHCP destacó la importancia del plan de negocios de Pemex, la licitación de la Red C...