El CEO del gigante de las búsquedas dijo a los inversionistas de la compañía que gastan buena parte de su presupuesto de I+D en mejorar productos existentes en vez de desarrollar nuevos. “Las ideas locas de hoy pueden ser el negocio multimillonario del futuro”, dice.

 

Por Jeff Bercovici

 

PUBLICIDAD

Autos que se conducen solos. Lentes con computadoras diminutas integradas. Globos que llevan Internet a todo el mundo. Una cura para el envejecimiento.

Estos son algunos de los creativos productos en cuyo desarrollo Google está invirtiendo en este momento. Y para los inversionistas que podrían considerarlos una pérdida de capital, su CEO, Larry Page, ofreció una férrea defensa en su llamada con motivo de su reporte trimestral, la semana pasada.

“En realidad resulta muy difícil gastar cantidades significativas de dinero, en relación con la escala de Google, en cosas especulativas”, dijo Page.

Mientras que el Goliat de Internet ciertamente gasta en investigación y desarrollo (I+D) —más de 1,800 millones en los tres meses que terminaron el 30 de septiembre, incluyendo lo invertido en Motorola Mobile— Page dijo que el 99% de ese gasto generalmente se destina a hacer mejoras incrementales a los productos existentes. “Yo veo mi trabajo como lo opuesto, convencer que la gente invierta dinero en I+D a largo plazo”, dijo.

Lo que hoy puede sonar como una locura podría ser un negocio multimillonario del futuro, Page recordó a los analistas, citando el ejemplo del gran éxito de Google en el los teléfonos móviles. “Cuando Android seguía siendo un proyecto en desarrollo, acostumbraba sentirme culpable al visitar al equipo”, dijo. “Pero resultó ser un solo mucha culpa innecesaria.”

Esa lección moldeó su enfoque del área de experimentos de Google. Aunque el recientemente anunciado Calico probablemente necesitará una o dos décadas antes de dar una solución a la muerte, los coches autónomos están más cerca de ser una realidad.

“Para cualquier gran innovación se sobrestima el corto plazo y se subestima el largo plazo”, dijo Page. “Yo diría que se trata de un muy buen resumen para los autos autónomos. Hemos cambiado el negocio de algo que no iba a pasar a algo que ahora resulta inevitable que genere sentimientos en las personas.”

La llamada para hablar sobre los ingresos realizada por Page el miércoles pasado podría haber sido la última en un buen tiempo. El CEO, quien sufre de parálisis de las cuerdas vocales que limita su capacidad para hablar, dijo que dejará las llamadas futuras sobre todo en las manos del Jefe de Negocios, Nikesh Arora y el de Finanzas, Patrick Pichette.

 

Siguientes artículos

Dos googlers ganan 6,000 mdd en 24 horas
Por

Con el fenomenal cierre en bolsa de las acciones de Google el viernes, Larry Page y Sergey Brin se embolsaron 5,900 mill...