De las 10 economías más competitivas del mundo, seis son europeas. El Informe de Competitividad Global 2015-2016 evalúa la competitividad de 140 economías donde México ocupa el lugar número 57. Estas son las 10 naciones más competitivas del mundo.

 

En el mundo existen economías que destacan de todas las demás. El Informe de Competitividad Global 2015-2016 del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) evalúa la competitividad de 140 economías. Suiza, Singapur y Estados Unidos encabezan la lista.

El informe detalla que la clasificación se hace a partir de la combinación de 113 indicadores agrupados en 12 pilares de competitividad: las instituciones, infraestructura, entorno macroeconómico, salud y educación primaria,  educación y formación superior, la eficiencia del mercado de bienes, eficiencia del mercado laboral, desarrollo del mercado financiero, preparación tecnológica, tamaño de mercado, sofisticación empresarial y la innovación.

A pesar del deterioro del entorno institucional, este año México avanzó cuatro lugares (del 61 al 57) gracias a las mejoras en la eficiencia de los mercados financieros, la sofisticación de negocios y al fomento de la innovación. La competitividad del país también se beneficia de un mercado de productos eficientes con una mejora, aunque baja, del nivel de competencia y un gran mercado como el segundo país más grande de América Latina. La corrupción se considera el factor más problemático para hacer negocios.

Estas son las 10 naciones más competitivas del mundo.

1. Suiza

Encabeza el Índice de Competitividad Global por séptimo año consecutivo. Es líder mundial en su capacidad de innovación y resultados para su sistema de educación y la eficiencia del mercado laboral. La infraestructura de Suiza es fuerte, sus instituciones públicas son eficaces y transparentes, y su entorno macroeconómico es más estable que la mayoría. Sin embargo, el costo de hacer negocios en Suiza es alto – y su moneda fuerte-, presenta tasas de interés reales negativas e incertidumbre sobre la política de inmigración futuro.

2. Singapur

Su competitividad es de base amplia. Sus puntos fuertes son la eficiencia de sus bienes, el trabajo, los mercados financieros y la calidad de su sistema de educación y formación superior. También es destacada su infraestructura, la estabilidad macroeconómica y la transparencia y la eficiencia de sus instituciones. Las áreas de mejora incluyen una tasa relativamente baja de la participación de las mujeres en la fuerza laboral.

3. Estados Unidos

Se mantiene firme en el tercer lugar. Las bases de su competitividad incluyen el capital humano, las empresas sofisticadas y capacidad de innovación, con altos niveles de gasto en investigación y desarrollo. La buena colaboración entre el sector privado y la academia es otro de sus puntos fuertes. Se ha mejorado en el último año en las medidas de eficiencia del gobierno y de la solidez de sus mercados financieros – pero la eliminación esperada de la política monetaria acomodaticia pondrá a prueba las mejoras en la estabilidad macroeconómica.

4. Alemania

Este año subió un lugar gracias en parte a la mejora de su entorno macroeconómico. También ha avanzado en la eficiencia de los mercados financieros y del mercado de trabajo – a pesar de su baja puntuación en la flexibilidad del mercado laboral. Las fortalezas competitivas de Alemania incluyen sus negocios altamente sofisticados, una excelente formación en el puesto de trabajo, la rápida adopción de nuevas tecnologías y entorno de investigación de apoyo.

5. Holanda

Sube tres lugares recuperando su posición más alta en el Índice. Sus puntajes más fuertes están en áreas como la educación, la infraestructura, las instituciones, la sofisticación empresarial y la innovación; sus debilidades incluyen rigideces en el mercado laboral y las continuas dudas sobre sus mercados financieros. Su puntaje en el desarrollo de los mercados financieros sigue siendo significativamente menor que en 2007, antes de la crisis financiera mundial y el estallido de la burbuja de los Países Bajos de bienes raíces.

6. Japón

Se mantiene en el sexto lugar. Su competitividad se basa en la excelente infraestructura, una fuerza de trabajo saludable y un sólido ecosistema de innovación gracias a los negocios sofisticados, la adopción temprana de nuevas tecnologías e instituciones de investigación de alta calidad. Sus puntajes en el entorno macroeconómico son más altos que hace un año, debido en parte a la vuelta de la inflación moderada. Las áreas de debilidad relativa incluyen capital humano, con una baja tasa de participación femenina en la fuerza de trabajo que muestra que el país no está pudiendo utilizar su talento de manera eficiente.

7. Hong Kong

Ocupa el séptimo lugar por tercer año consecutivo. Sus puntos fuertes son su sector financiero bien desarrollado, infraestructura de transporte y productos dinámicos y los mercados laborales. La innovación es uno de los pilares de la competitividad en el que se realiza relativamente menos bien, con líderes empresariales citando la capacidad de Hong Kong de innovar como su mayor preocupación.

8. Finlandia

Cayó al octavo lugar. Con el desempleo en 9.5%, el PIB sigue siendo 6% menor en 2014 que en 2008. El creciente déficit público, la deuda y la situación macroeconómica son algunos motivos de preocupación. Sin embargo, el panorama todavía es mejor que en muchas otras economías avanzadas y el país conserva algunos fundamentos sólidos: sus instituciones públicas se han valorado como el más transparente y eficiente en el mundo; su sistema de educación y formación superior es excelente; y tiene una fuerte capacidad de innovación.

9. Suecia

Reclama el noveno lugar con su competitividad basada en sus instituciones eficientes y transparentes, sistema educativo excelente, negocios sofisticados y un ecosistema de innovación que se beneficia de los altos niveles de adopción tecnológica. Sus puntos débiles son la normativa laboral excesivamente restrictiva y la tasa de impuesto sobre los beneficios que, si bien ha disminuido en los últimos años, sigue siendo alta para los estándares internacionales.

10. Reino Unido

A pesar de la mejora de su rendimiento en muchas áreas cayó al décimo lugar. Sus puntos fuertes incluyen instituciones sólidas y algunas de las mejores universidades del mundo. Sus puntos débiles incluyen un entorno macroeconómico con déficits públicos elevados, lo cual significa que la deuda pública se ha duplicado desde 2007. El mercado financiero del Reino Unido todavía se está recuperando de la crisis, pero sigue siendo uno de los mejor desarrollados en el mundo.

 

Siguientes artículos

Crimen y violencia afectan competitividad de México
Por

Los pocos lugares que avanzó México en el informe del WEF más bien se debieron a los resultados poco favorables de la ma...