Por Madeline Berg

¿Un actor de primera categoría? 10 millones de dólares (mdd). ¿Equipo de efectos visuales? 25 millones. ¿Grabar en 3D? 15 millones. ¿Crear una película que lleve a los espectadores a otro mundo? No es algo que no tenga precio.

En los últimos 10 años, las películas se han vuelto más costosas que nunca. Producir la más cara, Pirates of the Caribbean: At World’s End, le costó a Disney 300 mdd en 2007. Ésos son casi 40 mdd que el segundo lugar en nuestra lista: John Carter, un fracaso de 264 millones también producido por Disney. La lista de películas de superhéroes y fantasía que mostramos a continuación incluye producciones que superaron los 200 mdd.

Nuestra lista se basa en costos de producción, no sólo de marketing y otros gastos de posproducción, y fueron tomados, sin ajustarlos a la inflación, por IMDB.

PUBLICIDAD

Si hubiéramos recalculado los costos para ajustarlos a la inflación, Pirates of the Caribbean: At World’s End seguiría siendo la película más cara, con un costo ajustado de 341 mdd. Titanic, estrenada en 1997 por 20th Century Fox, habría costado unos 296 millones y ocuparía el segundo lugar. Si bien el estudio originalmente se mostró preocupado por su presupuesto de 200 mdd, Avatar, de James Cameron, ganó más de 2,100 mdd a nivel mundial. Cleopatra, protagonizada por Elizabeth Taylor y Richard Burton, infamemente casi se traduce en la quiebra de 20th Century Fox cuando, en 1963, tuvo un costo de 31 mdd. En 2016 habría costado 241 mdd, impactantes, pero no inverosímiles para el Hollywood de hoy.

El resto de las películas se mantendría más o menos en lo mismo, aunque en un orden diferente, lo que demuestra que las películas han sido cada vez más y más caras con el paso de los años.

Es difícil determinar el momento exacto en que los presupuestos cinematográficos comenzaron a dispararse o qué elementos específicos causaron el alza en los precios, pero nuestra obsesión cultural con las películas de superhéroes o de fantasía cargadas de acción podrían ser la causa: Estas películas requieren presupuestos abultados para cubrir los efectos especiales (tanto visuales como sonoros) y las acrobacias.

“Hay dos grandes factores: mano de obra y tecnología”, explicó el productor Paul Schwake, quien recientemente fue director de operaciones en Skydance Media. En una película con un número modesto de tomas con efectos visuales, entre 150 y 250 de cinco segundos cada una, cada toma cuesta entre 70,000 y 100,000 dólares. Pero la mano de obra necesaria puede costar mucho más, ubicándose entre 11 e impresionantes 25 mdd. En las películas de acción con más efectos visuales, esos números pueden elevarse mucho más. De ahí los presupuestos estratosféricos de películas como Pirates of the Caribbean: At World’s End, cuyo costo de efectos especiales alcanzara 1 mdd por minuto, de acuerdo con el New York Times.

Luego está la tecnología en sí, que está en constante evolución. “Cada director quiere algo ‘nunca antes visto’, por lo que, por definición, una cuarta parte de las tomas, si no más, serán nuevas y tendrán que desarrollarse desde cero”, dijo Schwake.

Por encima de todo está el costo asociado a producir en 3D, lo cual puede añadir un extra de 10 a 15 mdd en posproducción.

“Con cualquier película como Spider-Man o Pirates of the Caribbean… los estudios y directores que entran en los proyectos tienen la sensación de que deben superar en espectáculo a la versión previa”, dijo Kim Masters de NPR.

En un intento de asegurar al público, estas películas ofrecen con frecuencia a actores y actrices populares –y costosos– en sus papeles protagónicos. Johnny Depp, protagonista de todas las películas de Pirates of the Caribbean, generalmente cobra un salario de ocho cifras por sus películas. Para At World’s End, su pago por adelantado estuvo cerca de los 15 mdd, y se cree que ha aumentado hasta los 30 millones por On Stranger Tides.

Después de dos películas de gran éxito como Spider-Man, Tobey Maguire fue capaz de negociar un salario considerable para Spider-Man 3, y se embolsó unos 15 mdd más 7.5% de los ingresos en taquilla (por Spider-Man 2 Maguire ganó unos 27 mdd sólo por la taquilla).

En las películas con repartos con más estrellas –Avengers: Age of Ultron o Batman v Superman: Dawn of Justice, ambas con presupuestos de 250 mdd– los adelantos salariales se suman. El elenco de estrellas de Avengers incluye al actor mejor pagado del mundo, Robert Downey Jr., quien recibió un estimado de 20 mdd por adelantado por la película de 2015. En el extremo más bajo están Chris Evans, Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Scarlett Johansson, Samuel L. Jackson y Jeremy Renner, con pagos de siete dígitos que de cualquier forma se comen el presupuesto.

Pero cuando se trata de películas caras, ¿vale la pena el gasto? Los resultados son mixtos.

Es probable que Pirates of the Caribbean: At World’s End, que tuvo la mayor taquilla de 2007 con 963 mdd, haya apenas recuperado le inversión cuando los costos de marketing y otros son considerados. Fue la tercera cinta más taquillera de Pirates of the Caribbean, a pesar de haber costado más que otras (Dead Man’s Chest costó 225 mdd y recaudado 1,070 millones en taquilla; On Stranger Tides costó 250 mdd y recaudó 1,050 millones, y la primera película, The Curse of the Black Pearl, costó sólo 140 mdd y recaudó 654 millones).

John Carter, por su parte, fracasó con estrépito, ganando solamente 284 mdd, o unos 20 millones más que su presupuesto de producción. Cuando se suman los gastos relacionados, la película termina en números rojos; de hecho, fue responsable de que Disney reportara una pérdida de 84 mdd en el segundo trimestre de 2012.

Cuando se trata de encontrar el equilibrio perfecto, Avatar tuvo el tipo de éxito en taquilla que los estudios ensueñan. La obra maestra de James Cameron fue cara –237 mdd– gracias a la realización con cámaras estereoscópicas, una versión en 3D y animación a través de la captura de movimiento, pero terminó ganando en total 2,800 mdd a nivel mundial.

Aun así, muchas de las películas más taquilleras no figuran en nuestra lista de las más caras de la historia. Star Wars: The Force Awakens fue un gigante de taquilla recaudando 2,060 mdd, a un costo de producción de “sólo” 200 mdd. Jurassic World recaudó 1,670 mdd con un presupuesto de producción de 150 mdd. Y Titanic recaudó la friolera de 2,190 mdd (incluyendo los 58 mdd que ganó en su reestreno en 2012), mientras que costó 200 millones.

Así que el dinero gastado que no siempre es dinero recuperado, pero siempre y cuando haya películas de superhéroes podemos estar seguros de que los presupuestos serán súper grandes. Y con universos extendidos que salpican el futuro próximo, estas bonanzas de taquilla continuarán.

Basta con mirar 2016, señaló Schwake. “Estamos a sólo una cuarta parte del camino en el año y ya tenemos tres películas de más de 300 millones. Estas producciones que generan 300 millones y 1,000 millones a nivel mundial, en realidad son un gran lugar para estar en el negocio, en este momento.”

Éstas son las 20 películas más costosas en la historia: 

pelis

 

Siguientes artículos

inversion-fija
Producción de la construcción aumenta 0.6% en febrero
Por

En comparación con el mes de enero, el valor de la producción de las empresas constructoras aumentó 0.5% a tasas reales....