Hay características únicas que hacen que cualquier líder sobresalga, incluso aún entre líderes. De ahí que te comparta mis 4 “P´s” en mi teoría del Híper-liderazgo.

  • Proactividad: Una de mis grandes reglas es siempre “haz más de lo que te pagan por hacer” y esto aplica en todos los aspectos, pues permite el crecimiento en la percepción de valor, lo que afecta directamente la posibilidad de intercambio en cualquier negociación posterior. Ser proactivo, incrementará siempre dicha percepción de valor y te hará sobresalir aún entre líderes. Nadie quiere estar con una persona aletargada, lenta o inactiva. Si quieres destacar en un mundo de líderes, debes reconocerte y ser reconocido como un líder laboralmente maduro en tu trabajo o tu negocio. Y eso implica ser proactivo.
  • Proyecta tu ambición: Sé ambicioso con tus estándares y tus metas. Si quieres hacer algo grande “Piensa en grande”. Haz consciente tu objetivo y comprende cada una de sus partes. En el Híper-liderazgo, proyectar tu ambición es mostrar al mundo exterior, el anhelo interior, por ello los sueños no existen. Un deseo se transforma en objetivo, sin excusa alguna. En el híper-liderazgo la escritura es la primera etapa de concreción de la idea a la materia, aunque sea en tinta. Proyectar tu ambición es mostrarte en el mundo como deseo activo, como persona que actúa por un objetivo. Puedes verlo por fases; pero velo grande, y hazlo grandioso. Recuerda todo deseo es activo, cuando el tamaño de tu ambición es del tamaño de tu ejecución.
  • Provoca la suma: El liderazgo verdadero es siempre incluyente. Si tú inteligencia y sensatez te permite apoyarte brillantemente en los demás, entonces serás grande. Si tu visión te da para tomar lo mejor de cada uno y unificarlo en un proyecto, producto o servicio, provocarás la suma. La suma hace, hasta de lo más simple, algo grandioso. Ser un provocador de sumas, te harán un provocador con visión; y eso incrementará tu poder como líder.
  • Práctica la humildad: Acuérdate que el principio más poderoso del Híper-liderazgo, es incrementar tu habilidad emocional-social acercarte a los demás. Generando Rapport verdadero eso sólo hará que te consuman también a ti. Un líder humilde es un líder que elimina barreras entre la gente. Un líder soberbio es un líder sin seguidores. La humildad enaltece a los mejores pues les brinda un grado mayor en profundidad. Ser talentoso o extremadamente bueno en lo que hacemos será mucho mejor recordado y enaltecido por terceros si además de ello somos humildes. Recuerda que todos somos “Juan Pérez”, y logremos lo que logremos, moriremos si bien nos va a los 70 u 80 años. Practica la humildad cuanto puedas, conviértete en un ejemplo vivo no sólo de resultados, sino también de humanidad. Todo esto te convertirá en un Híper-líder.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

PUBLICIDAD

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Coaching

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los efectos secundarios del TLCAN
Por

El tratado hizo de México uno de los mayores productores y consumidores de alimentos procesados, causantes, en parte, de...