Luego de los percances para entregar las sedes en tiempo y de las protestas sociales, muchos se cuestionan sobre qué tan rentable será para la economía carioca el albergar la Copa Mundial, PwC explica que hay cuatro ventajas que sí llegarán.

 

 

Con un crecimiento promedio menor a 3% y una debilidad exacerbada en las exportaciones han puesto bajo presión a Brasil.  El costo de albergar el Mundial podría resultar muy alto si se considera que el gobierno esperaba invertir 11,000 millones de dólares (mdd) mientras que la Consultoría Legislativa del Senado local asegura que el gasto alcanzará 40,000 mdd. Incluso, un estudio de UBS sobre el impacto económico de la Copa dice que contando inversión indirecta, de 2010 a 2014 el desembolso alcanza 64,000 mdd.

PUBLICIDAD

PwC realizó un análisis de cuál será el impacto benéfico, la consultoría señala que habrá un impulso modesto, sin embargo, hay cuatro beneficios que podrían dar un empuje adicional a la economía.

1. Brasil feliz… y los inversionistas, también. Un “sentimiento de bienestar” de corto plazo, similar al registrado en Londres 2012 y otras sedes de “mega-eventos”. PwC afirma que esto puede revertir la reducción de la confianza nacional que se ha visto afectada durante los dos últimos años.

 

2. Inversión extranjera. El nivel de exposición que las ciudades sede clave disfrutan puede sentar las bases para la próxima ola de Inversión Extranjera Directa (IED) en Brasil. Un aumento de 10% en la IED puede generar una inyección de 6,500 millones de dólares en la economía.

 

3. Experiencia de negocios. La experiencia que acumulan las empresas locales al ser sedes de estos magnos eventos se puede aprovechar en el futuro. Por ejemplo, varias empresas de Reino Unido vendieron 130 millones de libras en servicios a Brasil gracias a las habilidades que adquirieron en 2012.

 

4. Euforia ganadora. Los economistas de PwC han investigado qué se necesita para ganar el Mundial de Fútbol. Los análisis demuestran que hay cinco factores importantes: la forma, la ventaja de la sede, la cantidad de jugadores nacionales en el país, la calidad de ligas nacionales y la tradición futbolística. Con base en esto, el modelo sugiere que los anfitriones ganarán la Copa, mientras que Inglaterra enfrenta una batalla difícil en su grupo.

 

Siguientes artículos

China anuncia medidas para ayudar a exportadores
Por

Las medidas son cambiarias y crediticias e incluyen préstamos más baratos y otras herramientas, para reducir los riesgos...