La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) asegura que la clonación de tarjetas es uno de los principales fraudes que sufren los usuarios de servicios financieros.

Debido a la clonación de tarjetas, dice un comunicado de la Condusef, en 2015 las reclamaciones que los usuarios de la banca presentaron por posible fraude ascendieron a 3.9 millones de pesos. Además, 6 de cada 10 quejas que atiende la dependencia son por cargos no reconocidos.

Las causas de presuntos fraudes en el dispositivo móvil son: robo o extravió del plástico, clonación de la banca magnética en cajeros o terminales, compras por teléfono e internet, transferencias electrónicas y falsificación de datos personales.

Estas son las seis formas más comunes para clonar una tarjeta.

PUBLICIDAD
  1. El Skimmer. Es un dispositivo electrónico que realiza una copia de la banda magnética, ya sea un plástico de crédito o débito, para pasarla a una cuenta vacía.
  2. Gratificaciones falsas. Aparentemente te asignan por azar un premio, como un viaje a un país exótico, o te benefician con una jugosa cantidad de dinero, pero el único requisito es que proporciones tus datos financieros.
  3. Phishing. Se comunican para informarte que tienes problemas con algún producto o servicio financiero con el que cuentas y te piden tu información personal para verificar el tipo de problema.
  4. Las palomas”. El delincuente compra una USB con información de usuarios de cualquier institución financiera, para descargar la información en una tarjeta llamada “paloma”.
  5. Ofertas en servicios no solicitados. Viajes, autos, promociones de empresas conocidas o “piratas”, que dicen darte beneficios con sólo demostrar que eres tarjetahabiente o depositar alguna cantidad de dinero.
  6. Robo de tarjeta. Cuando se te pierde o te roban la tarjeta, alguien podría hacer mal uso de la misma.

La Condusef comparte algunos consejos para evitar la clonación de tu tarjeta.

Al pagar con tarjeta físicamente:

  • Nunca perder de vista la tarjeta.
  • Solicitar que todos los pagos sean a la vista.
  • Utilizar la tarjeta en sitios comerciales debidamente establecidos.
  • Guardar los comprobantes. Pueden servir en el futuro.
  • Verificar que el número de la tarjeta y el monto sean correctos.
  • Si se cuenta con la firma electrónica es necesario realizar la firma en físico.

 

Al pagar con tarjeta en internet:

  • Evitar utilizar redes gratuitas.
  • Cerciorarse de que la página sea segura: que la dirección comience con “http” y que aparezca un candado en la barra del navegador.
  • Intenta comprar en sitios que tengan el sello vigente de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci).
  • Guardar e imprimir los comprobantes de compra.
  • Buscar y leer las políticas de privacidad.

 

Siguientes artículos

Las diferencias sociales y económicas se acrecientan con la trata. (Foto: Reuters)
Por qué luchar en México
Por

La lucha por un México en paz debe librarse desde varios frentes: escojamos el nuestro, pero no nos crucemos de brazos.