Tras el cobro del seguro de depósitos, los ahorradores que tenían más de 131,000 pesos invertidos en la Sofipo se enfrentan a una serie de alternativas para recuperar sus recursos. Ninguna es fácil o rápida, ninguna promete regresar los montos al 100%.

 

Catalina tenía un capital modesto, modesto para una ex trabajadora del sector financiero que soñaba con retirarse en los próximos años. Hace un tiempo se quedó sin trabajo, pero los intereses que Ficrea le ofrecía por sus ahorros le permitían pensar que, aun sin poder encontrar un nuevo empleo, podría costear la universidad de su hijo. Pero las cosas no pasaron como lo planeó. El anuncio de la intervención y liquidación de esa Sociedad Financiera Popular desvanecieron su proyecto de vida.

“El 12 de diciembre, la gente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Condusef nos dijeron que iban a procurar que los ahorradores no se vieran afectados, que tendríamos la devolución de los recursos. Teníamos una cita con la Comisión y la Condusef el 19 de diciembre. Ese día, a la hora acordada para la reunión, Aguadé –presidente de la CNBV– anunciaba la liquidación de Ficrea. Desde entonces, toda la información que recibimos es imprecisa”, se queja Catalina.

PUBLICIDAD

La CNBV informó a los clientes que, derivado del estado de liquidación, los depósitos estaban cubiertos por el seguro de depósito del sector por 25,000 UDI, aproximadamente 131,000 pesos.

“Aquellos ahorradores que tengan depósitos mayores recibirán el monto proporcional que les corresponda de la liquidación de Ficrea”, señala el comunicado de la CNBV.

Como Catalina, hay más de 6,000 clientes afectados, que no saben con certeza si recuperarán o no sus ahorros. ¿Cuáles son las posibilidades reales de recuperar por completo su patrimonio?

 

¿Cuánto será el monto proporcional?

En una de las reuniones de ahorradores, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explicó a los clientes que la liquidación podría implicar recuperar sólo un porcentaje de su ahorro.

Un empleado de Ficrea, quien prefiere no ser identificado, proporcionó a Forbes México la tabla que se difundió, presuntamente por parte de la Condusef, en la cual se expone que los ahorradores con más de un millón de pesos podrían recuperar sólo 32% de sus ahorros.

Cuadro proporcionado a Forbes por un empleado de Ficrea.

Cuadro proporcionado a Forbes por un empleado de Ficrea.

En entrevista, Édgar Bonilla, director jurídico de la CNBV, expone que los diferentes mecanismos que se prevén para la liquidación podrían dar una proporción por arriba de 50%.

 

¿Cuánto va a repartirse?

Ficrea desvió recursos de manera ilegal a otras empresas del mismo dueño: 98% de la cartera de crédito se había generado con una tercera empresa, Leadman Trade, una acción prohibida por la ley.

La CNBV explica que hay una cartera de arrendamientos con garantías por alrededor de 3,000 millones de pesos de Leadman Trade, pero ésta no resulta cobrable al 100%. Por ello, Nacional Financiera (Nafin) tratará de capitalizarla para lograr una recuperación de 50 centavos por cada peso, algo así como 1,500 millones de pesos.

Por otro lado, la relación de activos de Ficrea, proporcionada por la Interventoría General, expone que Ficrea tenía otros activos por 460 millones de pesos, de los cuales 177 millones corresponden a dos inmuebles y otras sucursales.

El resto de los activos corresponderían a las propiedades de Olvera, cuya posesión se ha cedido por los apoderados legales. Éstos se integrarán para generar un mecanismo de liquidación para repartir esos recursos entre los ahorradores.

 

¿Qué deben hacer los ahorradores?

Los reguladores y expertos consultados afirman que todos los clientes deben hacer efectivo el cobro del seguro de depósito. Para acreditarlo, Ficrea solicita copia de identificación, copia del contrato de inversión, pagaré o estado de cuenta. El trámite puede realizarse en las sucursales que se mantienen abiertas. Cobrar este seguro no implica, en ningún caso, una renuncia al resto de sus recursos.

Sin embargo, para aquellos clientes con más de 131,000 pesos depositados, las alternativas de recuperación resultan difíciles.

Tras la comparecencia de los reguladores y supervisores del sistema financiero, el Congreso aceptó crear una comisión que apoye a los ahorradores defraudados por la Sociedad Financiera Popular, aunque esto podría no ser tan positivo.

“Lejos de ayudar a la población ahorradora, los ha confundido todavía más, pues se les ha hecho creer que el pago de lo robado se logrará como consecuencia de esta firma, lo cual es falso. El acuerdo estipula que los legisladores revisarán los mecanismos al alcance, que discutirán; ésa ya es la tarea de los legisladores. No están proponiendo hacer nada fuera del trabajo que, por ley, deben hacer”, explica Mario Herrera, fundador y presidente de la Fundación para la Inclusión y el Desarrollo, AC, un organismo que surgió después de un fraude con 57 cajas populares que afectó a más de 170,000 personas, principalmente en Oaxaca, en 2009.

El abogado afirma que los ahorradores deben conformar una comisión que trabaje con el regulador para lograr una liquidación eficiente y pronta, pues no son meros clientes de una institución, sino socios, pues así funcionan las Sociedades Populares. Incluso prevé que el panorama para los ahorradores minoritarios puede ser más favorable de lo que se cree.

“Idealmente tendría que haber una orden de intervención para que el gobierno pueda disponer de todos los bienes que se adquirieron con recursos de Ficrea dentro y fuera del país. Estas propiedades deberán integrarse a un fideicomiso operado por la banca de desarrollo, y, en función a su valor, generar un mecanismo de pago para los ahorradores a través de Nacional Financiera”, explica.

De darse este escenario, es probable que los ahorradores que tienen entre uno y 5 millones de pesos puedan recuperar 70% o un poco más de sus recursos, pues un informe de la Condusef arrojó que 15% de los nombres en el padrón de ahorradores son clientes fantasma, e incluso podrían estar relacionados con actividades delictivas.

“Hablamos de clientes que no se van a presentar… También se debería de negociar que los gobiernos estatales y órganos jurídicos queden fuera de este proceso de pago, pues estas dependencias deben tener claro que no pueden considerar una Sociedad Financiera Popular como un ente de inversión”, añade Mario Herrera.

Con respecto a la posibilidad de incrementar el monto de seguro de depósito, el abogado considera que esta medida podría convertirse en un incentivo perverso.

“Si ampliamos el seguro para crecer el monto a pagar para los ahorradores podemos cambiar la orientación de las Sofipos, hacerlas que busquen a clientes con más recursos, estas entidades fueron diseñadas para atender las necesidades de ahorro y financiamiento en las comunidades rurales, no para ser un mecanismo de inversión patrimonial de montos altos.”

 

¿Es buena opción un concurso mercantil ordinario?

El caso de Ficrea no es una empresa que por dificultades financieras se vea obligada a cerrar; se trata de un fraude que implica responsabilidades penales.

Édgar Bonilla explica que sí puede darse el caso en que se proceda a un concurso mercantil. El propio Mario Herrera expone que un concurso mercantil sería una forma ordenada de terminar con el capítulo, pero se trata de una alternativa que puede durar años.

“Lo ideal sería un concurso mercantil. Sin embargo, es un mecanismo muy tardado que implica una negociación sofisticada. Lo ideal es que, en efecto, se genere el mecanismo de pago para que los ahorradores puedan recuperar en la mayor proporción posible”, subraya.

El mayor inconveniente es el factor incertidumbre. En la oficina de Édgar Bonilla, la entrevista con Forbes México termina y las grabadoras se apagan. Una última pregunta surge: ¿Cuánto va a tardar poder pagar a los ahorradores ese 50% que quizá recuperarán? La respuesta no es (para nada) alentadora:

“Es una cuestión complicada… No son mecanismos que se hagan de manera convencional, no hay manual de reglas de operación en estos casos. Los ahorradores deberán esperar a que se defina ese mecanismo con sus reglas y requerimientos… Pero podría tardar mucho.”

 

¿Qué pasó en Ficrea? Consulta nuestro reportaje especial sobre cómo se realizó el fraude. 

acuerdo

Convenio firmado por funcionarios de la CNBV para establecer una reunión con los ahorradores el 19 de diciembre, el día que anunciaron la liquidación de Ficrea.

 

 

Siguientes artículos

¿Peligran las concesiones de Telmex y Dish?
Por

Si el IFT considera que Telmex, siendo preponderante, se benefició del Must Carry Must Offer, la reforma constitucional...