Notimex.- Las elecciones legislativas de este martes se colocaron como las más costosas de la historia de Estados Unidos, con una factura que alcanzó los 5,200 millones de dólares (mdd), en especial como resultado de las elevadas donaciones realizadas a las campañas, sobre todo de mujeres.

La cifra representará un incremento de 35% respecto del costo que alcanzaron las elecciones de medio término de 2014, de acuerdo con un reporte de la organización no partidista Centro por Políticas Responsables (CRP).

Tanto republicanos como demócratas han buscado definir el resultado de esta jornada a partir de la masiva participación de votantes rojos y azules (sus colores distintivos respectivamente), aunque para Sheila Krumholz, directora ejecutiva de CRP, otra oleada notable será la de dinero.

Consideró que más allá de los resultados, algo notable en esta jornada será la “oleada de dinero” que individuos o grupos de intereses especiales canalizaron a estas elecciones, en especial en las contiendas más cerradas.

PUBLICIDAD

Aunque los candidatos republicanos están captando fondos a niveles récord, CPR dijo que el alza notable en el gasto fue impulsado principalmente por una recaudación sin precedentes entre los aspirantes demócratas, que se estima gastaron en total más de 2,500 mdd.

Sarah Bryner, directora de investigaciones de CPR, dijo que los demócratas fueron más efectivos a la hora de colectar fondos de campaña, ya fuera de parte de donantes ricos, sindicatos, grupos de intereses especiales o personas de bajos recursos.

También puedes leer: El nuevo congreso en los EU y sus implicaciones

El reporte hizo notar que los candidatos demócratas se beneficiaron de un entusiasmo “sin paralelo” entre las mujeres, quienes aportaron 308 mdd en donaciones de campaña, en comparación con los 90 millones que donaron a favor de los republicanos.

Ese entusiasmo quedó reafirmado por el hecho de que las donaciones hechas por mujeres constituyeron el 48 por ciento de las que recibieron en su totalidad los candidatos demócratas.

En el caso de la senadora demócrata por Nueva York, Kirsten Gillibrand, el 56 por ciento de las contribuciones que recibió durante esta campaña provinieron de mujeres, reafirmado con ello su estatus como la legisladora más popular entre este segmento del electorado.

No obstante, el reporte hizo notar que los candidatos republicanos recibieron donaciones de campaña provenientes de otros estados en mayor proporción que los demócratas.

 

Siguientes artículos

Salinas ve México en ‘un momento maquiavélico’: renace o desaparece
Por

El que fue presidente entre 1988 y 1994 recordó la necesidad de que el gobernante identifique cuándo se produce un cambi...