Al pensar en las empresas, negocios y organizaciones que encaran el cambio digital, tecnológico, económico y social con mayor eficacia, necesariamente viene a la mente un ecosistema ligado a distintos aspectos que antes no se tomaban en cuenta, pero que siempre han estado ahí.

¿Cómo ser una entidad competitiva e innovadora?, ¿cómo usar de forma inteligente el big data interno?, ¿cuál es la mejor manera de cultivar un ambiente con valores, conocimientos y prácticas enfocadas al crecimiento sin descuidar la rentabilidad?

Para SAS, firma especializada en brindar soluciones enfocadas al big data y la analítica, la transformación óptima de las empresas que están marcando el cambio, se debe en buena medida a un replanteamiento de sus pilares y valores, que encaminan la información hacia acciones concretas, dotándolas de un sentido no sólo funcional y estratégico, sino también de un desarrollo humano integral y colaborativo específico.

En el eBook de SAS: Data Driven, going from all gut to analytically inspired, la firma destaca que un ambiente que cultiva siempre los valores, conocimientos y prácticas estratégicas, dotará la toma de decisiones de una visión clara e informada en todo momento, optimizando las operaciones y detonando mayores oportunidades de crecimiento.

PUBLICIDAD

Como firma especializada en analítica, SAS entiende que las organizaciones impulsadas por datos adoptan un enfoque programático para el análisis, de cara a la adquisición de nuevas habilidades y herramientas, hecho que encamina a las empresas a un desarrollo constante.

¿Cómo usar la data a nuestro favor e integrarla de manera efectiva? SAS plantea un eje que atiende a esta interrogante, basándose en tres bastiones mutuos para enfrentar el cambio: 

  1. Es crucial comunicar y establecer los objetivos y la visión estratégica. De nada sirve emprender un diseño analítico sólo para el área directiva, comercial u otras áreas estratégicas de forma aislada.
  2. Establecer el vínculo de compromiso con la gente indicada para identificar tanto los problemas como el tipo de soluciones y su debida ejecución.
  3. Habilitar/Autorizar. El paso consecuente y congruente será dotar de responsabilidad, libertad y autoridad a los involucrados, en donde tanto los directivos como los socios se encuentran en sintonía con el cambio deseado, así como un mapa claro de los resultados a conseguir.

No obstante, lograr esto suele ser complicado para muchos, ya que a veces no se hacen las preguntas correctas al interior de la empresa, negocio u organización, o quizá se plantean de forma errónea. Hay que tomar en cuenta que las preguntas a resolver deben incluir un sentido colaborativo, así como un enfoque de acción claro, en concordancia con los datos que se obtienen o se desean obtener.

Reinventarse, retroalimentarse o vigorizar el entorno, depende del planteamiento de preguntas sencillas: ¿quién es nuestro cliente realmente?, ¿cómo estamos haciendo lo que hacemos? Y, muy importante ¿por qué? Las empresas impulsadas por datos a menudo ganan una nueva perspectiva sobre su espacio problemático, gracias a que tuvieron la sensibilidad de replantearse el sentido que los rige desde otro ángulo.

Las grandes transformaciones comienzan con pequeños pasos: optimizar las prácticas existentes y evolucionar a lo más fundamental. Durante esta evolución, los datos se aplican primero para fomentar la comprensión y la decisión, así las ideas o los puntos de decisión impulsados ​​por datos se convierten en una parte integral del negocio, su proceso o producto mismo.

En este contexto, SAS sugiere un circuito virtuoso, en donde el diseño inteligente de la analítica, camina en mancuerna integral con un aprendizaje constante, sumamente colaborativo en todo momento, en donde la habilitación de los datos recabados son también parte orgánica del cambio, es decir, la evidencia contundente que rige el cambio.

Consúltalo aquí.

 

Siguientes artículos

Reprueban en adopción y efectividad las apps gubernamentales
Por

El Índice de Adopción y Efectividad de las Aplicaciones Gubernamentales señala que en 2016, México obtuvo 4.6 de 10 punt...