Una de las lecciones que debemos de aprender de proyectos como “Los Ramones” es que licitaciones de proyectos tan ambiciosos deben ser más flexibles. Las condiciones técnicas y financieras tan exigentes hacen que participar sea poco atractivo para grandes empresas extranjeras y casi imposible para empresas nacionales.

 

 

En el 2011, el entonces Presidente de la República Felipe Calderón anunció la construcción  del gasoducto “Los Ramones” como parte de un plan para armonizar el crecimiento de la demanda con la oferta de gas natural del país.

PUBLICIDAD

Concebido para satisfacer cerca de 20% de la demanda nacional, el ducto se dividió en dos fases: la primera de ellas, recorre una distancia 114 km, que va de la frontera a Los Ramones, Nuevo León, y deberá empezar a operar a finales del próximo año; el segundo tramo, consta de 740 km, comienza los Ramones, Nuevo León y termina en Guanajuato, recorriendo en el camino Tamaulipas, San Luis Potosí y Querétaro, y deberá ser concluido en diciembre de 2015.

El enero pasado, Pemex adjudicó directamente a la empresa Gasoducto Chihuahua, filial de Pemex Gas y Petroquímica Básica, la fase I del proyecto “Los Ramones”. Posteriormente, Pemex dio a conocer en un boletín fechado el 27 de agosto de 2013, que la empresa mexicana Tubacero sería la responsable de proveer el tubo de 48 pulgadas necesario para la construcción de dicha fase. “Con la participación de Tubacero como proveedor del ducto ’Los Ramones’ fase I- añadía el boletín- se cumple el compromiso del Gobierno de la República por impulsar la competitividad de la industria mexicana, el crecimiento de la economía nacional y el desarrollo del país.”

En las últimas semanas, medios de circulación nacional dieron a conocer que las empresas Infraestructura Energética Nova y Transportadora de Gas Natural de la Huasteca habían abandonado el concurso por la construcción la fase II de “Los Ramones”, quedando como participante únicamente el consorcio conformado por Enagás Internacional y GDF Suez empresa cuya propuesta incluía a ICA Fluor como encargado de la ingeniería. Este martes funcionarios de Pemex dieron a conocer lo que algunos esperábamos: la licitación se declaró desierta bajo el argumento de que la única empresa concursante no cumplió con requerimientos económicos y técnicos.

Una de las lecciones que debemos de aprender de proyectos como “Los Ramones” es que licitaciones de proyectos tan ambiciosos deben ser más flexibles. Las condiciones técnicas y financieras tan exigentes hacen que el participar sea poco atractivo para grandes empresas extranjeras y casi imposible para empresas nacionales, prueba de ello es muchas empresas mexicanas desempeñan un papel de subcontratistas únicamente.

En ocasiones anteriores he manifestado en este espacio que la reforma energética elaborada por el Gobierno Federal representa una oportunidad para detonar la industria nacional de hidrocarburos, siempre y cuando las leyes secundarias que de ella se deriven, garanticen que los proyectos emprendidos se den bajo esquemas que fomenten los contenidos nacionales y la coinversión nacional y extranjera.

Los grandes consorcios internacionales cuentan con la ventaja de los esquemas de financiamiento y con el capital que estos les permiten conseguir, sin embargo requieren de la mano de obra y capacidad técnica de las empresas mexicanas. La subcontratación sin embargo, es un esquema que ha dañado a muchas empresas mexicanas, por lo cual es recomendable que estas sean consideradas como inversionistas.

Para que lo anterior suceda, licitaciones de proyectos tan grandes como “Los Ramones” podrían segmentarse en proyectos más pequeños que además de distribuir el riesgo, hicieran accesible el financiamiento y los requerimientos técnicos para las empresas mexicanas.

 

 

Contacto:

E-mail: [email protected]

Página web: http://www.amipe.com

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Pagar por emprender?
Por

Startup Chile ofrece40,000 dólares a emprendedores de todo el mundo sólo por ir a emprender a Chile por 6 meses y aporta...