Aunque las mujeres tienen el dilema empresarial de estilos directivos masculinos, si logran romper, incluso, con el estereotipo femenino en dirección, se vuelven líderes completas y menos predecibles, dijo la directora general adjunta de Probiomed.

 

Las mujeres deben romper con el estereotipo femenino de dirección empresarial, pero también con el masculino, así lo comentó Sandra Sánchez y Oldenhage, directora general adjunta de Probiomed, compañía que participa en la industria farmacéutica, durante el segundo panel del Foro de Mujeres Poderosas Forbes México 2015, las mujeres en la toma de decisiones.

“La clave es que tienes que moverte en un (estilo) continuo para que no seas estereotipada. Te vuelves una líder mucho más completa.  No te vuelves predecible”.

Lamentablemente, lo que se vive en el mundo corporativo, advirtió  la directiva,  es que  la mujer siempre tiene un dilema empresarial: “si bien estás a cargo, usas un estilo masculino, estás fuera de lo que se espera que fueras. En el estilo femenino se espera que sea de cooperación y trabajo en equipo, involucrar más a la gente. El estilo masculino es de dirección y crear equipos”.

Por su parte, Alejandra Palacios, comisionada presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), expuso que, por la naturaleza de su trabajo,  requiere de mucha fuerza de voluntad, pues, junto a su equipo de comisionados, se toman decisiones muy fuertes, desde imponer una multa millonaria  a un jugador preponderante, hasta a dos empresas, que si se juntan, pueden incrementar los precios de los bienes y servicios de los consumidores.

Incluso, Palacios dijo que también, en ocasiones, como autoridad de competencia,  se le tiene que decir “no” al gobierno.

“La lucha en lograr un balance. Es parte de la vida. Nunca es perfecto. Hay días en que trabajas de más, que tu familia te exige más. Es una lucha constante”.

 

Cambio cultural, otra clave

La sociedad crece en ambientes culturales donde predomina una imagen que no corresponde al de la mujer, según Karla Mawcinitt, coordinadora general de comunicación e imagen de ProMéxico

“Crecimos en una cultura donde lo bueno era ser abnegada, pasiva, silenciosa y sacrificada”,

Sin embargo, la funcionaria dijo que la idea es cambiar el paradigma, pues se están dando las condiciones necesarias  para que las mujeres sean autónomas. Sin embargo, en lugar de enfrentarse o convertirse en enemigas, las mujeres deben crear relaciones de apoyo.

“Siempre se debe buscar que entre mujeres nos apoyemos. Que sea A más B. Cuando te vuelves una mujer autónoma,  te das cuenta que entre todas podemos sumar, pero eso no pasa con un tema de equidad, sino de humanidad”.

decisiones

 

 

 

Siguientes artículos

Pemex minimiza impacto por accidente en plataforma Akal-H
Por

“La afectación fue mínima, la producción diferida es de 5,000 barriles por día (bpd) por tres días, en total son 1...