La mujer actual ya está participando más activamente en el ámbito de los negocios, pero en México todavía no logra la emancipación.

 

Llegó la hora de que la mujer mexicana haga explotar su potencial y saque su instinto de inversionista, que descubra su verdadera capacidad para invertir en la bolsa de valores y hacer crecer el patrimonio que ya es suyo. Bien sea soltera o casada, ella administra el patrimonio desde sus orígenes prehistóricos, por lo que su habilidad de administrar recursos es innata.

Pues bien, la emancipación para la mujer mexicana en el ámbito de las finanzas  no debe hacerse esperar, ¡no puede esperar más! Debe hacer patente su agresividad -en el sentido más positivo de la palabra- y su arrojo, con un sentido conservador que es intrínseco a la mujer.

PUBLICIDAD

Un caso me llama la atención: el de Marissa Mayer, la presidenta de Yahoo! Y aunque es uno de entre muchos, porque hay un sinnúmero de mujeres muy exitosas ocupando los puestos más altos en empresas de renombre mundial y de clase global. Eso es el arrojo, la liberación, el despertar al mundo de las finanzas al que me refiero.

Sin embargo, Mayer, contrario a muchos CEOs (Chief Executive Officer, por sus siglas en inglés, equivalente a presidente o director general), ha podido caminar por el complejo sendero de la compra de una compañía prácticamente sin ingresos como Tumblr (a la que recientemente absorbió Yahoo!) por un billón de dólares y, al mismo tiempo, posar para una sesión de fotografías glamorosas para Vogue o dedicar un fin de semana completo a una actividad más apropiada para diseñadores gráficos: crear un nuevo logo.

Por lo tanto, los inversionistas están contentos: el precio de la acción de Yahoo! ha subido 111% en el último año, así que los accionistas están felices. Recuerda que inversionistas es sinónimo de accionistas, porque –imaginemos- cada uno de nosotros al poseer una acción de cualquier empresa, nos convertimos en co-dueños (en una mínima parte).

Marissa Mayer trabajaba en Google, pero no pudo crecer allí. Nada la detuvo y hoy es un ejemplo brillante de éxito, poder y visión. ¿Quién dice que las mujeres no tienen lo que se necesita para invertir? Meyer invirtió en la compra de una empresa, adquirió sus acciones y la transformó, incorporándola al ámbito de negocios de Yahoo! Para invertir, entonces, se requiere un sentido de negocios. Eso es todo.

Parece sencillo, y lo es hasta cierto punto. Hoy en día la mujer actual ya está participando mucho más activa y preponderantemente en el ámbito de los negocios, pero en México todavía no logra la emancipación que se ha dado en otros países, eliminando los obsoletos e inútiles prejuicios y discriminación.

La mujer mexicana de hoy ya debe liberar su potencial: es más versada en temas de negocios, sus dotes de administradora de recursos y visión le dan una gran ventaja que debe aprovechar, y conocer lo que -hasta ahora- erróneamente estaba reservado para una élite. La inversión en acciones es para mujeres de todas las edades y está dedicada a cualquier actividad profesional.

 

Contacto:

Página web: www.mentorenacciones.com

Correo-e: [email protected]

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

BMV extiende racha positiva en apertura
Por

El índice IPC prolongaba el avance de la sesión del jueves al sumar un 0.12%, en tanto que el peso se apreciaba en 13.24...