El congreso mexicano ya discute iniciativas que servirán de cimiento a la reforma fiscal. Barclays prevé que las modificaciones incluyan no sólo un mejor esquema tributario, sino también modificaciones en la asignación del gasto.

 

El gobierno mexicano podría ya haber iniciado con los cimientos de la reforma fiscal, que le permitirían al congreso discutir la iniciativa con más tiempo.

En un comentario de análisis, Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays para Méxicol explica que el PRI busca realizar cambios en temas de finanzas públicas antes de que se anuncie la reforma fiscal, lo que permitiría avanzar de manera más ágil en la aprobación de una propuesta de reforma.

PUBLICIDAD

“La reforma fiscal eventual puede incluir no sólo medidas relacionadas con los ingresos, sino también cuestiones más amplias en materia de asignación del gasto. Las iniciativas que se encuentran actualmente en las discusiones están relacionadas con los impuestos de seguridad social y las regalías a la minería. Sin embargo, se espera que una reforma fiscal más amplia que se presentará en septiembre de este año”, expone.

 

Los grandes cambios

 

¿Qué pasa con las contribuciones a la seguridad social?

Barclays plantea que hay un problema estructural en el impuesto de la seguridad social en México, pues la base imponible (salarios) que se utiliza para definir los impuestos de la seguridad social es diferente de la base imponible utilizada para el impuesto sobre la renta.

En particular, de acuerdo con el IMSS (Instituto de Seguridad Social), el 35% de los trabajadores gana menos de la cantidad equivalente a dos salarios mínimos, en tanto que el SAT (Servicio de Impuestos Internos) informa que el 20% de los trabajadores gana esta cantidad.

Esta distorsión en la información de salarios permite a algunas empresas a utilizar excesivamente estos elementos para definir la compensación laboral, la reducción de la cantidad de impuestos de la seguridad social que se pagan y el aumento de las deducciones de impuestos, la reducción de recaudación de impuestos.

En este contexto, el PRI ha propuesto una iniciativa para igualar la base imponible de la seguridad social a la de la utilizada para el impuesto sobre la renta mediante la eliminación de las asimetrías existentes. Los principales puntos que se incluirían en la definición de salario son:

1) Participación en beneficios para los trabajadores, en una cantidad de más de 15 salarios mínimos, como en los estados de la Ley del ISR.

2) Premios de puntualidad y asistencia, exentos sólo hasta el 10% de la remuneración total, con el fin de evitar el uso excesivo de este artículo.

3) La ayuda alimentaria en efectivo, con excepción hasta el 40% de un salario mínimo.

“Creemos que esto sería un avance positivo, ya que aumentará los recursos financieros para el IMSS. Los ingresos adicionales se destinarán al Seguro de Enfermedad y Maternidad, que según el último informe del IMSS, registró un déficit de 55,000 millones pesos en 2012, que se incrementará a 199,000 en 2050”.

La reforma también aumentará las contribuciones asignadas a los trabajadores para su jubilación y fondos de vivienda, les permiten alcanzar una mayor pensión cuando se jubilen y un mejor crédito de vivienda. La medida permitiría también una mejor auditoría del impuesto sobre la renta y un mejora en la eficiencia global del sistema tributario.

 

Las regalías a la minería

La Comisión de Finanzas Públicas de la Cámara Baja del Congreso votará una iniciativa que impondría un canon nuevo en el sector minero. El sector de la minería en México representa el 1.5% del PIB y la inversión en el sector es de 5,000 millones de dólares. La iniciativa propone una regalía de 4% se aplicará a las utilidades antes de impuestos, depreciación y costos financieros (EBITDA). Esta cifra sería similar a las aplicadas en otras economías, como Australia, Chile y Brasil, en el que se paga un porcentaje sobre las ventas totales que va desde 1.5 hasta 5.0%. Los recursos se asignarían de la siguiente manera:

1) 30% de los municipios en los que tienen lugar las actividades mineras

2) 50% a los gobiernos de los estados en los que tienen lugar las actividades mineras

3) 20% al Fondo Federal de Estados y Municipios

“En ese sentido, esta es también una reforma positiva, ya que fortalecerá las finanzas públicas locales y parece un buen complemento a la Ley de Responsabilidad Fiscal para los Estados y Municipios que también está en discusión en el Congreso”, agrega el análisis.

 

Siguientes artículos

Android, cerca de los 1,000 millones de usuarios
Por

Google afirmó que en nueve meses Android habrá superado esa cifra debido a que es el primer software del mundo en tener...