Si las pequeñas empresas no alcanzar la madurez digital serán incapaces de participar en las nuevas oportunidades de negocio. ¿Qué hacer?

 

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) no sólo se enfrentan a sobrevivir en el mundo de los negocios físicos; en la actualidad, otro de sus principales desafíos será demostrar su capacidad de convertirse en una organización digital que las coloque como una compañía altamente competitiva.

Ante este escenario, hoy sólo el 10% de las pymes en nuestro país cuentan con una página web y sólo el 25% utiliza internet; en esta carrera hacia su modernización, ahora se les presenta un reto más: de acuerdo con la firma de consultoría Gartner, ha llegado el momento de la transición de la empresa actual hacia el mundo de los negocios digitales.

PUBLICIDAD

¿Cómo entender este concepto? Hay quienes definen la empresa digital como una mera extensión de la actual tecnología corporativa, un paso más hacia el e-business. Pero esta consultora lo ha bautizado como “digitalización”, y considera que supondrá un gran cambio que automatice los procesos y haga replantearse también la forma de competir. Es decir, con implicaciones para la competencia, el talento y el riesgo, por ejemplo.

Una empresa digital generará nuevos planteamientos corporativos en los que la frontera entre el mundo físico y el digital se difumina; plantea cuestiones sobre la estrategia, el liderazgo, la estructura, el talento, la financiación y otros aspectos que tienen que ver con la organización. Este cambio será impulsado, entre muchos otros factores, principalmente por la manera en que las personas, empresas y cosas se comunican, negocian y hacen transacciones entre sí.

Las pymes deberán tomar cartas en el asunto; de no hacerlo serán incapaces de participar en las nuevas oportunidades de negocio, ya que serán distintas de las actuales. Así que hoy es indispensable que usen la tecnología no sólo para mejorar sus procesos internos, sino también para fomentar el crecimiento.

Para llegar a ser una compañía totalmente digital, la gente y los procesos internos juegan un papel relevante: deben evolucionar y adoptar el cambio. De acuerdo con el reporte Accenture Technology Vision 2015, hay empresas que están aprovechando las relaciones con otras empresas digitales, clientes digitales e dispositivos digitales conectados a sus redes para crear nuevos “ecosistemas” digitales.

De hecho, el que las pequeñas empresas logren su madurez digital representará una oportunidad única para conseguir una igualdad de condiciones respecto a sus competidores más grandes, así lo destaca un estudio de Ricoh y Coleman Parkes Research. El 79% de los directivos de pequeñas organizaciones entrevistados asegura disponer de ventajas en la implementación de la tecnología digital, puesto que son capaces de optimizar sus procesos más rápido que sus homólogos en grandes organizaciones.

Esta investigación también destaca que el 39% de los directivos de pequeñas empresas están convencidos de que su organización puede pasar a la madurez digital en tan sólo dos años; el 27% no cree que esto les ayude a incrementar los beneficios. Es más, el porcentaje de directivos de pequeñas empresas que espera que la madurez digital no tenga impacto alguno en sus beneficios (23%) duplica al de los directivos de grandes organizaciones (11%) que opinan del mismo modo.

Las pequeñas y medianas empresas tienen que considerar que esta digitalización representa riesgos en su seguridad, por lo que será un aspecto que no debe faltar como parte de sus estrategias de negocios. No hay que olvidar que aquellas organizaciones cuya seguridad cibernética es una prioridad están mejor preparadas para tomar importantes decisiones empresariales que conllevan riesgos.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @BlueCoat

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Networking para expandir tu red de contactos
Por

Expandir tu red te abrirá puertas a nuevas oportunidades de negocio, carrera profesional, crecimiento personal, o simple...