La virtualización de las redes permite que el software desarrollado se despliegue en diferentes plataformas, permitiendo múltiples puntos de gestión de la red. Un ejemplo de esta tendencia es AT&T que tiene planeado transferir el 75% de su red a aplicaciones de software (virtualización de la red) y México entra en esos planes.

“Las soluciones de virtualización de la red pueden brindar cuatro veces más valor en los servicios de los operadores de red, con respecto a la conectividad básica que actualmente existe”, platicó Hector Silva, director de tecnología en Ciena para América Latina.

En vez de conectar dos dominios dentro de una red, donde forman parte de un flujo más amplio y general,  la virtualización crea un “túnel” a través de software entre ambos dominios para que su conexión sea directa y más ordenada. Eso hace más eficiente el desempeño de la red y reduce significativamente el costo asociado al despliegue de nuevo hardware.

También puedes leer: El bien guardado secreto de la virtualización

PUBLICIDAD

“Esta tecnología es reciente y aún está se está implementando y probando en América Latina. Pero a nivel teórico es algo que ya tiene alrededor de cinco años”, comentó Silva.

El incremento de la velocidad para entregar servicios al mercado es una de las más grandes ventajas de la virtualización de la red.

“Estamos hablando de pasar de semanas o hasta meses de que un cliente o una empresa le solicite un servicio al operador y que éste se lo pueda dar en minutos o segundos”, comentó Hector Silva.

Una encuesta reciente sobre virtualización de la red de Informa Telecoms and Media reveló que el 47% de los operadores consideran que virtualización de la red es esencial para el futuro de sus redes.

 

Internet de las cosas

El desarrollo del internet de las cosas muestra cada vez más las conexiones a internet entre máquinas y no entre personas y la posibilidad de que miles de millones de sensores y chips comuniquen los datos que registran, ayudando quizá a regular el tráfico de las ciudades, a medir el consumo de energía del alumbrado público. Todo está relacionado con la virtualización de la red.

“La virtualización de la red y el internet de las cosas son elementos complementarios. La virtualización de la red tiene que ver con la infraestructura que soporta al internet de las cosas. Las dos apuntan hacia la evolución, de los servicios y de la vida”, destacó Hector Silva.

De acuerdo a un estudio realizado por Cisco, en 2020, habrá 4,500 millones de internautas, mientras que el número de conexiones ascenderá a 50,000 millones, y cada vez que se conecta un nuevo objeto, como un televisor, un coche o un dispositivo médico, el total de conexiones potenciales se incrementa en otros 50,000 millones, ya que cada objeto puede conectarse e interactuar con el resto.

 

Retos

A nivel mundial Estados Unidos está a la cabeza en virtualización de la red. En Europa Francia, Inglaterra y España están en los primeros lugares en implementarla.

“En América Latina, México Brasil y Argentina, yo diría que son los principales impulsores de estas iniciativa. Pero en general son las empresas quienes están dando ese paso de modernización de su red”, comentó Hector Silva.

La virtualización de la red ofrece una válvula de escape a la presión del mercado, tanto para bajar los costos de los servicios, como a mejorar la calidad y la velocidad de respuesta del operador hacia las empresas para dar estos servicios.

También puedes leer: Datos sin fronteras: ¿Qué es el nuevo FlashSystem de IBM?

“En el modelo físico si una empresa quiere mejorar su reuter o encriptar su información, el operador tenía que mandar hasta un técnico. Con la digitalización de la red, la empresa podrá hacer la actualización del Reuter o encriptar su información por medio de un software y por ende los costos bajarían”, comentó Silva.

Pero existen tres principales retos, según Ciena, que la virtualización de la red debe enfrentar en el país.

Factor humano: Tanto la estructura organizacional, como la posibilidad de tener el entrenamiento, requieren ciertos componentes tecnológicos que la mayoría de los operadores tradicionales no estaban familiarizados. Faltan planes de desarrollo y capacitación.

Habilitar soluciones abiertas: Debe existir la posibilidad de que se pueda integrar como cliente, como operador, la mejor mezcla de opciones para el servicio. Habilitar la posibilidad de elección. Si yo tenía un proveedor de tecnología virtual, que sea posible cambiar ese proveedor de esa tecnología, sin desmontar toda la red.

Consultoría: Es un cambio tecnológico y de paradigma donde los clientes buscan estar acompañados para ese cambio, en el diseño e incluso la implementación.

 

Siguientes artículos

Daños colaterales de la política de EU
Por

Trump inició dando grandes anuncios para satisfacer a sus seguidores y queriendo romper el statu quo, hoy, empiezan cier...