A pesar de que Google es el buscador más usado en el mundo y de que sus aplicaciones tienen millones de clientes alrededor del mundo, está lejos de ser líder en lo que a cómputo en la nube para negocios se refiere.

De acuerdo con cifras de Synergy Research Group, Google está en cuarto sitio en participación del mercado de cloud, debajo de IBM y Microsoft, mientras que todos los competidores muestran un rezago considerable frente al Amazon, que la firma de análisis afirma, “está en su propia liga”.

No obstante, Google no piensa quedarse cruzado de brazos mientras otros llenan sus arcas atendiendo al mercado de cómputo en la nube, el que Gartner espera se dispare de 260,000 millones de dólares (mdd) en 2017 a 411,000 millones en 2020.

Miles Ward, director de Soluciones de Google Cloud, enlista a Forbes México las armas con las que la filial estrella de Alphabet quiere dar batalla a sus competidores: “Google ha construido negocios que sirven más de 1,000 millones de usuarios y tiene una gran reputación de confiabilidad, con Cloud no es distinto.”

PUBLICIDAD

Y, a decir del vocero, la región está lista para subirse a la nube: “En América Latina el negocio de administración de apps crece 9 veces por año. Eso es multiplicado por 9, no 90%”.

Ward visitó México hace unos días para participar en la Google Cloud Summit, un encuentro de evangelización que, “reunió a 6,000 personas para hablar y aprender sobre la nube”.

Miles resumió en tres puntos sus ventajas frente a la competencia:

1 Seguridad. “Éste quizá sea el más importante y forma parte de nuestra filosofía, la seguridad es un tema clave, Google ha ayudado a identificar y parchar más de 700 vulnerabilidades de los sistemas, no sólo se trata de hacer nuestro servicio más seguro, sino las aplicaciones de los demás también”, afirma Ward.

2 Confiabilidad operativa. Si alguna parte de tu negocio está en la nube, esperas que el servicio esté disponible 24/7. En 2017, Google Cloud estuvo fuera de línea sólo 11 minutos, frente a los 205 de Amazon o los 740 de Microsoft —según cifras de CloudHarmony recopiladas por The Information—. Este punto está profundamente relacionado con el de la seguridad, además de la continuidad del acceso a los datos, la empresa se compromete a reducir el impacto de los ataques de denegación de servicio (DDoS, por sus siglas en inglés).

“En los últimos años hemos invertido 30,900 millones de dólares en infraestructura global, eso incluye apps y Cloud, instalamos 8,000 kilos de discos al día”, explica Ward.

3 Facilidad de uso. “Hoy todos saben que el rectángulo que tienes en la mano se conecta a internet, el mundo ha cambiado radicalmente”, dice el vocero, y añade que hace 10 años se necesitaban ingenieros por dos doctorados para operar la nube, pero hoy pueden hacerlo los negocios de todos los tamaños.

Toda esa inversión en tecnología por parte de Google tiene un precio, pero Ward sostiene que un negocio puede subirse a la nube pagando desde 5 dólares mensuales: “Uno asumiría que son muy caros, pero la realidad es que hemos trabajado muy duro para que nuestros clientes no tengan que pagar tanto, en muchos casos somos 60% más baratos que la competencia.”

 

Siguientes artículos

Spotify, música, audífonos
Ingresos de Spotify crecerán a menor ritmo que en 2017
Por

La empresa sueca prevé ingresos en 2018 que marcarían una desaceleración respecto al año previo, cuando estos subieron 3...