Las variaciones de voltaje representan un problema para la economía del país. Los daños pueden afectar a las empresas en equipos eléctricos y electrónicos e incluso pueden causar su cierre.

 

Las variaciones de voltaje pueden poner en peligro las ejecuciones de equipos eléctricos y electrónicos, lo cual puede generar a las empresas un futuro incierto, así como bajas en el personal o inclusive el cierre de la misma.

Las pérdidas técnicas y no técnicas de energía le costaron al país 43,000 millones de pesos entre enero y agosto de este año según la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Una causa que genera estas variaciones de voltaje son los llamados “diablitos”, otra forma de robo que afecta al país.

Para evitar esos daños, Grupo Hosto, una empresa dedicada a la industria energética, sugiere las siguientes soluciones para disminuir las pérdidas:

  1. Revisar cableado de la empresa: Para anticiparse a algún desperfecto en el sistema eléctrico y así evitar fallas.
  2. Instalar paneles solares: A pesar de que el costo de la inversión es elevado, no contamina y es una fuente de energía constante.
  3. Dar mantenimiento constante a los equipos: Ya que es más valioso tener en buen estado los equipos a que posteriormente se generen fallas que puedan provocar algún corto eléctrico.
  4. Siendo la más importante, implementar un sistema de energía ininterrumpida (UPS, por sus siglas en inglés): Se encarga de proporcionar una alimentación eléctrica continua y de calidad en todo momento, con tecnología rotativa que es resistente a las sobrecargas y perturbaciones eléctricas.
 

Siguientes artículos

Samsung espera ver una mejor ganancia en tercer trimestre
Por

El gigante de la tecnología de Corea del Sur estima que su ganancia operativa entre julio y septiembre saltará un 79.8%....