En medio de una de sus peores crisis económicas, España busca un salvavidas. Latinoamérica, que vive un  buen momento, se lanza a su rescate. ¿Hasta dónde llegará este cambio de roles?

 

 

 

PUBLICIDAD

 

Por Paola Sandoval, desde Madrid

 

Latinoamérica y España han tenido siempre una estrecha relación comercial. Tanto así que América Latina se convirtió en la primera opción cuando las empresas españolas iniciaron su internacionalización entre los años 1993 y 2000, recayendo el 61% de la inversión total en la región.

Pero la vida da vueltas y los roles se invierten hoy. Enfrentada a una de sus peores coyunturas económicas, España busca un salvavidas. Latinoamérica, que se encuentra en plena efervescencia, se lanza a su rescate.

Un ejemplo es la entrada de acaudalados inversionistas latinoamericanos en el accionariado de los bancos de España. “La banca extranjera (latinoamericana) tiene un papel que jugar en España y ese papel fomentará al sector”, dice el secretario general de la patronal bancaria AEB, Pedro Pablo Villasante.

En el cuarto trimestre de 2013, se desembolsaron en España casi 2,000 millones de euros provenientes de América Latina para aumentar el capital de entidades financieras españolas y convertirse en importantes accionistas de las mismas.

¿Quiénes son los inversionistas? Son procedentes, en especial, de Colombia, México y Venezuela, y entraron en el sistema financiero español a través de los bancos Sabadell, el Popular y el grupo Novagalicia.

El banco Sabadell, presidido por Josep Oliu, cubrió parte de su última ampliación de capital, estimada en 1,382 millones de euros, con 425 millones de euros transferidos por dos banqueros: el colombiano Jaime Gilinski y el mexicano David Martínez (residente en Nueva York), quienes invirtieron 275 millones de euros cada uno, captando una participación del 10% del banco.

Las operaciones se llevaron a cabo mediante los fondos Itos Holding y Fintech, colombiano y estadounidense, respectivamente. Asimismo, aparecieron en las negociaciones otros inversionistas internacionales, sobre todo mexicanos, que cubrieron 100 millones de euros más en la ampliación de capital.

El banco Popular se convertirá en un 6% propiedad de un grupo de empresarios mexicanos liderados por una de las principales fortunas de México: la familia del Valle, encabezada por Antonio Del Valle, accionista de Mexichem, Pocheta y Banco Ve por Más (BX+). Su fortuna asciende a 4,940 millones de dólares (unos 3,600 millones de euros) y se ubica en la séptima posición entre los 35 mexicanos más ricos.

La familia del Valle vendió una parte de su negocio financiero en BX+ a Ángel Ron, por 97 millones de euros, en contrapartida por su ingreso al capital del banco Popular tras invertir 450 millones de euros. A mediados de 2014, cuando finalice la operación, los accionistas de referencia del banco Popular serán mexicanos, sólo superados por el sindicato de accionistas, que posee casi un 10%.

Por su lado, a mediados de diciembre, el Estado Español, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), decidió vender Novagalicia a Banesco, un grupo financiero venezolano ya consolidado en España como Banco Etcheverría. Los venezolanos pagarán 1,003 millones de euros por dicho banco, además de quedarse con carteras de créditos fallidos por el importe de 3,100 millones de euros.

Según datos que publicó Eurostat, y pese a la grave crisis económica, el comercio español con América Latina creció un 19.4% a 34,105 millones de euros en 2012. Una cifra nada desdeñable. Este fue el mayor incremento entre los principales seis socios comerciales de América Latina en la Unión Europea.

En los últimos meses, el Rey don Juan Carlos de Borbón, el Príncipe Felipe y el Presidente Mariano Rajoy, no han cesado de desplazarse a cumbres y actos protocolares en la región para persuadir a la mayor cantidad de empresarios latinoamericanos que es el mejor momento para invertir en España. La Madre Patria sólo cuenta con Latinoamérica para poder impulsar a flote su economía y encontrar así la luz al final del túnel.

 

Siguientes artículos

¿Qué sectores son ideales para invertir en tiempos de crisis?
Por

A pesar del bajo crecimiento económico que ha registrado el país,  existen nichos que pueden explotarse y generar buenos...