Casi 40% de las empresas latinoamericanas padecen dificultades para cubrir vacantes, debido a la escasez de talento y a la falta de una buena gestión de éste.

 

 

 

PANAMÁ.- Seis de cada 10 personas entre 16 y 24 años en América Latina están en la informalidad, y esto se debe a la falta de una buena gestión de talento que permita incorporarlos al sector formal, aseguró Mónica Flores, directora Regional de ManpowerGroup Latinoamérica, en el marco del Foro Económico Mundial (WEF) que se lleva a cabo en Panamá.

“Cada vez es más crítico encontrar al talento adecuado para los organizaciones. Antes había de sobra, hoy hay escases. El crecimiento de la expectativa de vida y las múltiples generaciones que trabajan en un mismo espacio —baby bloomers, mayores de 50 años, la generación X, la Y, y la ‘Verde’ que viene en dos años— pueden complicar aún más la situación. No ven el trabajo igual”, dijo la ejecutiva.

De acuerdo con la encuesta de talento de Manpower, 39% de las organizaciones latinoamericanas tienen problemas para cubrir vacantes y 68% dice no contar con los candidatos adecuados.

“¿Porque no encuentran vacantes las empresas? Porque los candidatos no tienen los conocimientos técnicos adecuados; segundo, porque no hay suficiente volumen de talento en ciertas carreras, y tercero, porque no tiene las habilidades suaves que requiere el mundo del trabajo, me refiero a capacidad de comunicación, trabajo en equipo, resolución de problemas, capacidad de síntesis y automotivación”, mencionó Flores.

La directora Regional de Manpower aseguró que lo que tienen que hacer los países latinoamericanos es reentrenar al pool de personas que están buscando una oportunidad laboral, así como al talento que está en las organizaciones para poder ir alineando expectativas con necesidades de formación académica.

“Tenemos muchos abogados buscando empleos y, por otro lado, tienes empresas buscando técnicos e ingenieros, personal de finanzas”. Hay muchos jóvenes en la región que se están desperdiciando”, comentó.

Desde el punto de vista de Flores, uno de los países que más trabaja en la gestión  de talento es Chile, que ha alineado planes de educación con las necesidades de las empresas y ha desarrollado temas como la conformación de competencias.

“Sin embargo, a nivel global, no nos ha ido nada bien. Por ejemplo, en lo que respecta a la evaluación PISA, que evalúa la formación en matemáticas, lectura y ciencias, el promedio de la OCDE es 444; en este rubro, Chile tiene 423 puntos, pero Perú 368. Es muy bajo”, abundó.

Otro problema que limita el talento latinoamericano, según la directiva, es que el móvil no está embonando con los negocios globales y mucho menos con las legislaciones locales. “Son tres engranes que no están ni del mismo tamaño ni giran a la misma velocidad. Puede ser que un país tenga un pool de talento móvil, pero no existen en otros países las legislaciones adecuadas para recibirlos”, aseguró.

Algunos aspectos donde se refleja la poca alineación entre el talento móvil, los negocios globales y las políticas locales, de acuerdo con Flores, es en los diferentes permisos de trabajo que tienen lugar en la región, las múltiples legislaciones que tienen que ver con residencia de migrantes y la convalidación de programas de estudio en aspectos de salud.

“Un caso específico es el mismo Panamá, donde hay restricciones al número de extranjeros que una empresa puede contratar”, agregó la directiva.

 

Siguientes artículos

Acusan a GM de ‘encubrimiento’ por vehículos defectuosos
Por

Senadores demócratas y republicanos impugnaron el miércoles las declaraciones de la presidenta ejecutiva de GM, Mary Bar...