América Latina tiene una participación del 40% dentro del mercado español, donde el sector económico que concentró mayores ingresos fue el alimenticio con 46 millones de dólares (mdd), equivalente al 94% de las ventas totales del sector en el país durante 2017, según el último informe de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ).

Los envíos de productos de consumo tuvieron un crecimiento anual de 9% entre 2008 y 2017.

El azúcar y dulces, el café y el cacao fueron los insumos con mayor preferencia de los españoles con 24%, 28% y 20%, de acuerdo con el CECJ, de los cuales, el que genera mayor volumen comercial es el grupo del azúcar y dulces procedentes de América Latina.

PUBLICIDAD

En el 2017, el azúcar y sus derivados sobrepasaron al café con el 42% de las exportaciones, del cual el Comercio Justo se queda con 37% de la cuota del mercado español.

España tiene 11 proveedores de azúcar a través del Comercio Justo, de los cuáles Ecuador se convirtió en el país con mayor participación a la nación europea, seguido de Paraguay y también destaca Perú a través de la organización CAES-Piura, formada por pequeños productores.

El té tuvo gran peso en las ventas, ya que se pasó de 2.7% en 2016 a 2.9% en 2017; las bebidas, los frutos secos, snacks y cereales pasaron del 7.2% a casi el 12% durante el mismo periodo.

El CECJ destacó que “Los supermercados y grandes superficies comerciales han sido el principal canal de comercialización” en 2017, generando el 40% de las ventas. En segundo lugar, se posicionaron las cafeterías, heladerías, bares y máquinas de vending con 36% y los canales minoristas reportaron 21.2% del total.

El comercio puede y debe usarse como una herramienta para ayudar a cerrar las brechas en la sociedad. “Durante décadas, el movimiento de Comercio Justo ha sido pionero en enfoques que tienen el potencial de transformar de forma más amplia la economía mundial”, aseguró Darío Soto Abril, director ejecutivo global de Fairtrade International.

De acuerdo con información de Connect Americas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), más de 1.2 millones de familias de agricultores en 70 países en vías de desarrollo en África, Asia y América Latina se benefician de la certificación de Comercio Justo, el cual consiste en un sistema de certificación y etiquetado regido por Fairtrade International (FLO).

Te puede interesar: Keiko Fujimori es detenida por lavado de activos

 

Siguientes artículos

Costa Rica será el principal beneficiado por reducción de aranceles Chinas
Por

Estas nuevas regulaciones tributarias podrían beneficiar principalmente a Costa Rica, ya que el país de oriente está en...