Las entradas se acabaron en minutos, así que no había duda. La segunda jornada del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) estaba dedicada a una de las figuras mexicanas del momento: Guillermo del Toro.

El cineasta tapatío llegó a Zapopan con dorados premios Oscar en la mano para charlar con las cientos de jóvenes que desde tempranas horas de la mañana hicieron fila para escuchar sus palabras.

La clase magistral titulada “De Geometría a La forma del agua” fue el pretexto perfecto para que el director y el público se entregaran. Del Toro habló sobre su obra, las dificultades de hacer cine, sus influencias, su proyecto de escribir tres libros sobre directores que admira (entre ellos Ridley Scott y Michael Mann) y su eterno amor por (las tortas ahogadas) la ciudad de Guadalajara.

Acompañado del crítico Leonardo García Tsao, el realizador detrás de “El laberinto del fauno” compartió un par de consejos para aquellos que desean hacer cine o, simplemente, desean comprender cómo es que trabaja su mente: “Nada de positivismo chaquetón”, como él explicó. Aquí les presentamos los más importantes:

PUBLICIDAD

Sobre lo más importante de una película: El cómo (del cine) se sostiene con fe, estilo y huevos.

Sobre el secreto de hacer cine: El cine no es química, no es un poquito de aquí y un poquito de allá. Es alquimia, tomar elementos que tu transformas, transmutas y conviertes en oro.

Sobre la importancia de un director: El diálogo más importante que se hace entre la película y quiénes la hacen es entre ellos y el director, ya que es el que tiene el control de todas las partes.

Sobre cómo trabaja con sus cinefotógrafos: La relación con el fotógrafo es la más importante porque es realmente es un maridaje, es la más íntima porque estás día con día con él.

Sobre cómo construye un libreto: El guion para mí existe en tres niveles, el literario, el audiovisual (lleno de adjetivos para la cámara) y el otro es de edición, con un alfabeto que te construyes durante el rodaje.

Sobre el tono esperanzador de ‘La forma del agua’: Todo el cine (el suyo) son de pérdida y nostalgia, esta es la primera que tiene esperanza. Los últimos cinco años fueron muy duros para mí, viene en un momento muy difícil que creo era importante para mí. Escasea mucho la esperanza, necesitaba un ungüento para el alma… Yo quería que fuera como una canción, como esas canciones que vas en el coche y le subes a todo y la cantas. Una canción de imagen, luz y color, que hubiera belleza.

Sobre la finalidad del arte: El acto evolutivo de la creación artística es belleza. Las dos cosas que genera el arte es belleza y misterio.

Sobre la vigencia del cine sobre otras artes: El cine sigue siendo un arte que emociona.

Sobre las heridas en sus villanos: Las heridas evolucionan para hacer monstruoso al que era inmaculado. Poco a poco se descomponen.

Sobre cómo surgió ‘La forma del agua’: La película viene de mi infancia. En el canal 6, cuando yo era niño, tenían una cosa que se llamaba permanencia voluntaria. Veníamos de misa y pasaban películas de Universal. Yo dibujaba a la criatura de “La Laguna Negra” comiéndose un helado.

Sobre el porqué introduce elementos arriesgados (por ejemplo, el sexo anfibio) en sus películas: Esos elementos que constituyen el fracaso, también constituyen el éxito. Tú notas los momentos que van a tener potencia (en la película) porque el día que los filmas te preguntas: ¿qué estoy haciendo? Los elementos de la película son elementos que no se combinan nunca (en la industria cinematográfica).

Sobre qué cintas le interesa hacer: Las películas que valen la pena hacer son las películas que nadie más quiere hacer.

Sobre cómo le ayudó su experiencia en México para triunfar: El hacer cine en la adversidad suena horrible cuando empiezas, en realidad te prepara. Cuando puedes hacer cine en México puedes hacer cine dónde sea.

Sobre hacer lo que se quiere: Nuestro oficio es evolutivo e involutivo, tienes que tener resistencia, la mitad de la realidad es tangible y la otra es lo que decides construir con ella. No es pensamiento positivo y mamadas de esas. No te debes dejar vencer.

Sobre el fracaso: La virtud y el defecto son exactamente las mismas cosas. La razón por la que le gusta lo que haces a un chingo de gente es la misma por la que no le va a gustar a otro chingo.

Sobre mantener lo mexicano en el extranjero: Puedes hacer películas donde sea y el punto de vista va a ser tu punto de vista. Cómo chingados no voy a ser mexicano… una cosa es hacer raíces y otra tener pasaporte. ¡Que no mamen!

Sobre cómo iniciarse en el cine: Lo primero es ¿con lo que tengo, qué puedo hacer? Con lo que tienen mis amigos, ¿qué puedo hacer? Eso es lo primero, además de ver cine… Lo que no puedes esperar es que venga alguien del gobierno y nos rescate.

Sobre la industria cinematográfica nacional centralizada: Lo que no está centralizado maravillosamente es el talento. Hay en todos lados. Somos un país que si existiera la oportunidad ¡estaríamos! Seríamos una potencia creativa. No existe, la oportunidad hay que hacerla. Si no nos la dan hay que hacerla.

 

Siguientes artículos

Convención Bancaria: La banca y sus retos
Por

De cara a las dificultades mundiales, los retos de la banca son bajar las alzas en las tasas de interés y las comisiones...