El pleito entre Oriente y Occidente, hoy, se da en el terreno de lo económico, principalmente por el petróleo; después será por agua… Pero no quitemos de la ecuación el tema religioso, que es lo que mueve en el fondo la fe de los humanos.

 

Dos ejes conforman los principales intereses del humano en el planeta: la economía y todo lo que conlleva en el contexto mundial, incluyendo la política, y la religión, que es todo un tema que con la visita del papa me hace reflexionar en dos dimensiones: la nacional y la mundial.

En el contexto nacional, un breve recuento de lo que nos deja. Para empezar, el papa vino a hablar de corrupción, y principalmente de la corrupción en la iglesia. La curia mexicana hizo como que le habló la virgen y no se dio por enterada; es más, según ellos se lo dijo a los políticos, no a ellos, pero en fin. El papa les dijo en pocas palabras: “lo estoy viendo”, y seguramente habrá cambios en breve.

PUBLICIDAD

Lo curioso: el presidente Peña Nieto dice que tenemos una cultura de corrupción, y el país se cae a pedazos por la ofensa; cualquier editorialista lo retoma, y le caen a palos; viene el papa y lo repite, incluyendo a los sacerdotes, y el palenque enmudece y no le dicen nada. ¿Somos o no somos? Punto a reflexionar: ya hasta podríamos incluir en la lista a los sacerdotes. El jerarca se quejó de ello.

Otra reflexión importantísima que deja la visita es la pobreza de la interpretación en nuestro país en los medios de comunicación, y lo peor es que no sé quién fue peor o a quién echarle la responsabilidad, ¿a los medios, a los opinadores, a los locutores o a los reporteros? Las trasmisiones estuvieron plagadas de comentarios, opiniones, dichos y notas vanales, sin fundamento, y generaron hasta pleitos al aire, lo que demuestra la pobreza de los medios y la falta de respeto a sus audiencias.

Las interpretaciones de los medios, periodistas y opinadores a lo que decía el papa fue de risa. Cada quien tomaba lo que le convenía y lo relacionaba con temas de todos tipos. Por eso vimos metido al papa y sus discursos en el espectáculo, la seguridad nacional, la política, el narcotráfico, y quién sabe qué más temas. Fue un champurrado informativo e interpretativo de temas y conceptos que por falta de información y contexto fueron tratados con una ligereza que da miedo pensar en el nivel de discusión pública que tenemos. Venimos de un mundo de narcos y guerra en el sexenio de Calderón, y pasamos por una discusión de incredulidad a todo lo que pasa. Espero que sea parte de una transformación social para tener discusiones más serias como país.

A nivel mundial y por la emoción de la visita perdimos un detalle de magnitudes planetarias: la reunión del papa con el jerarca de la iglesia rusa, en Cuba. Estas dos iglesias no se reunían públicamente desde la división de la iglesia en el año 1054, cuando se separaron las capitales religiosas más importantes del planeta: Roma con la religión católica y Bizancio con los ortodoxos. ¿Por qué es importante? Por la sencilla razón de que el papa representa algo así como 1,254 millones de fieles, y el patriarca ruso Kirill, casi 300 millones.

Y esto es muy importante por dos factores que están enlazados: el primero es que las proyecciones de crecimiento de población mundial vienen a la baja y en el 2050 se estancará, y el segundo es que en las proyecciones sobre las religiones mundiales, en ese mismo año, pronostica el mismo número de musulmanes que de católicos en sus diferentes formas, además de que los agnósticos y ateos seguirán creciendo, lo que implica que en diferentes países están cayendo las preferencias hacia la principal religión; en México hace 20 años la población era en un 93% católica, hoy el número es de 80%. En Estados Unidos y Europa, igual, están a la baja.

La importancia de esta visita quedó en los acuerdos que firmaron en conjunto, que también definen las preocupaciones de estas dos organizaciones y que básicamente se resumen en:

  • Llamado a la comunidad internacional a poner fin a la violencia, el terrorismo y proteger a los cristianos perseguidos ¿en dónde? en Oriente Medio.
  • Ayuda humanitaria a los refugiados ¿dónde está sucediendo esto? en Oriente Medio y África.
  • Llaman a negociaciones de conflictos regionales.
  • Llaman a un diálogo interreligioso, las diferencias no deben impedir la vida en paz y armonía en una época turbulenta.
  • Llamado a no ser indiferentes al consumo desenfrenado, que agota los recursos naturales del planeta y lanza una crítica a la desigualdad en la distribución de bienes que aumenta el sentimiento de injusticia, impuesto por el sistema de relaciones internacionales que se impone.
  • Critican la crisis de la familia creada por otras formas de convivencia que quieren igualar al matrimonio entre un hombre y una mujer, lo que hace respetar el derecho a la vida de niños que son privados de la oportunidad de nacer.

Va a ser importante dar seguimiento a este acuerdo con la óptica de lo que proponen, ya que, finalmente, el pleito entre Oriente y Occidente, hoy, se da en el terreno de lo económico, principalmente por el petróleo; después será por agua. Pero no quitemos de la ecuación el tema religioso, que es lo que mueve en el fondo la fe de los humanos.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: Marco V. Herrera / El Marco del Poder

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Preocupa a OPS recorte en Salud ante enfermedades infecciosas
Por

México anunció el pasado 17 de febrero un recorte de 132,300 millones de pesos, de los cuales 2,168 millones son en prog...