Reuters. – El nuevo líder de la orden religiosa de los Legionarios de Cristo, cuyo fundador abusó sexualmente de decenas de niños, prometió dar vuelta la página con la promulgación de nuevas normas para la protección de los menores.

El sacerdote John Connor, estadounidense de 51 años que fue elegido este mes como superior general, anunció los cambios la noche del miércoles al término de una asamblea conocida como capítulo general, a la que asistieron 66 representantes de la orden.

Connor, el primer líder de los Legionarios que no es mexicano, dijo en un comunicado que “la Congregación busca provocar un cambio en la mentalidad, los modos de proceder y la cultura institucional que hicieron posible tanto dolor”.

El capítulo aprobó documentos que esbozan compromisos para la protección de menores y de adultos vulnerables, y para lidiar con un escandaloso pasado.

Los Legionarios se retractaron formalmente de las críticas hechas en campañas de desprestigio contra 11 personas que trataron de revelar los abusos perpetrados por el fundador de la orden, el mexicano Marcial Maciel.

Maciel es quizás el pedófilo más conocido entre los sacerdotes de la Iglesia Católica. Abusó incluso de niños que eran hijos biológicos suyos con dos mujeres con las que vivió una doble vida.

Pese a que las acusaciones en su contra databan de al menos 1954, el Vaticano y la orden recién reconocieron los crímenes del sacerdote mexicano en 2006, y los detalles de sus abusos más notorios no surgieron sino hasta después de su muerte, en 2008.

Te recomendamos: Legionarios de Cristo, dispuestos a colaborar con UIF por presunto lavado de dinero