El fabricante de juguetes Lego anunció que despedirá a 1,400 empelados, casi el 8% de su plantilla laboral en el mundo, luego de un declive en sus ventas y ganancias en la primera mitad del 2017.

Los ingresos de la firma danesa cayeron 5%, a 14,900 millones de coronas (unos 2,400 millones de dólares), en los primeros seis meses del año, derivado principalmente de los débiles resultados en sus mercados clave de Europa y Estados Unidos. Mientras que las ganancias cayeron 3%, a 3,400 millones de coronas (544,000 dólares).

“Estamos decepcionados por la baja de ingresos en nuestros mercados establecidos y hemos dado pasos para responder”, dijo el presidente de Lego, Joergen Vig Knudstorp, a través de un comunicado.

En el documento, la compañía señaló que se prepara para un cambio, cuando su nuevo CEO, el danés Niels B. Christiansen, asuma el cargo el 1 de octubre, con el reto de e simplificar las operaciones luego de años de acelerado crecimiento y expansión a nuevos sectores, como el cine.

PUBLICIDAD

Lego mencionó que su objetivo a largo plazo es alcanzar a más niños en Europa y Estados Unidos, además de aprovechar las “grandes oportunidades en mercados crecientes, como China”. Pero para ello tiene que simplificar su modelo de operaciones para reducir costos.

Desde el 2012, el grupo ha construido una organización cada vez más compleja para apoyar su crecimiento global.

Te puede interesar: Lego anuncia la llegada de su nuevo CEO

 

Siguientes artículos

trump
Trump pone fin a DACA, el programa que protege a los ‘dreamers’
Por

El futuro de este programa está ahora en manos del Congreso, que tiene seis meses para sacar una legislación alternativa...