México es un país con un alto porcentaje de enfermedades crónico-degenerativas (diabetes, hipertensión, etc) que incrementa el riesgo de complicaciones, incluyendo deficiencia visual, de acuerdo con la UNAM. Leo Spina es una marca mexicana de lentes hechos a base de PET que quiere brindar una opción más económica.

Fundada hace dos años, Leo Spina fabrica lentes oftálmicos con armazones creados con PET que el mismo equipo recolecta en plyas para ayudar también al medio ambiente.

“Recolectamos el PET en playas de Cancún con el permiso de las autoridades y en Ciudad de México. Actualmente México genera 500,000 toneladas de PET por mes”, destacó Ángel Ramírez cofundador de Leo Spina.

El equipo de Leo Spina hace la recolección del PET para eliminar a los intermediarios que hacen que el costo de los lentes se eleven y se vendan en 3,000 o 4,000 pesos promedio. De acuerdo con Ramírez, ellos han logrado bajar hasta 60% este costo.

PUBLICIDAD

Se necesitan 10 botellas de 1 litro de PET (depende del grosor del material) para crear unos lentes Leo Spina y el equipo recolecta 2 toneladas al mes y para final de año su objetivo es trabajar con 100 toneladas.

El objetivo a mediano plazo para el equipo de Leo Spina es tener contenedores para recolectar el PET en oficinas, calles de todo el país.

“El objetivo de esto es poder crecer para tratar de ayudar a más personas”, destacó Ramírez.

El nacimiento 

El inicio de Leo Spina seguido a raíz de las pláticas que tenían los amigos de la esposa de Ángel Ramírez, que es optometrista, referentes a lo costosos y lo difícil que les había resultado conseguir de los lentes.

“En poco tiempo dijimos, va, saquemos nuestra propia marca de lentes y con el paso del tiempo quisimos dar un extra con el PET”, destaco el cofundador.

TAMBIÉN LEE: México, en vía de ser referente en reciclaje de PET

Inmediatamente Ángel y su equipo comenzaron a hacer pruebas con diferentes tipos de PET.

“Hasta que llegamos a un material ideal que pudiera ser resistente, cómodo, que no causara alergias. Así nació Leo Spina, con unas cervezas de por medio”, destacó

Actualmente el precio al público de Leo Spina es de 1,800 pesos y la forma de adquirirlos es en línea. El cliente elige los lentes que se quiere probar, se le manda un juego y finalmente escoge el modelo que comprará.

“Se les mandan a grabar y en menos de una semana ya tienen sus lentes”, destacó Ramírez.

Retos

Para Ángel Ramírez, el inicio del gobierno López Obrador se sentía una incertidumbre para los negocios en el país.

“Hay incertidumbre, pero espero que toto vaya bien y más por que hacemos algo para cuidar al país”, destacó Ángel Ramírez.

Como muchos otros proyectos de emprendimiento, convencer a la gente de que se sume a la causa es uno de los mayores retos para el equipo de Leo Spina.

“Es difícil lograr que la gente vea el crecimiento de innovación en los lentes que puede ayudar incluso al medio ambiente”, destacó Ramírez.

Te recomendamos: 

Ben & Frank, los lentes mexicanos que no temen a los gigantes

 

Siguientes artículos

10 empresas concentran 80% de medicamentos del gobierno; es monopólico: AMLO
Por

Grupo Fármacos Especializados, S.A. de C.V. fue el principal proveedor de medicamentos en el sexenio de Enrique Peña Nie...