Tras más de 20 años de enfocarse en servicios de impresión, la empresa ahora ofrece servicios corporativos de integración de información para hacer más eficientes sus procesos.

 

Imagina que quieres abrir una cuenta en un banco. Averiguas cuáles son los requisitos, reúnes los documentos y acudes a una sucursal, en donde se los presentas al ejecutivo, quien hasta hace unos años debía capturarlos a mano para generar un archivo bajo tu nombre en la base de datos de la institución, pero hoy todo podría solucionarse sólo con un escáner.

Lexmark, la compañía que hasta ahora era más conocida por sus sistemas de impresión, ha dado un giro radical y expandido su área de operaciones para ofrecer soluciones críticas integrales a clientes como el hipotético banco al que acudes. Ahí, no sólo se trata de escanear los papeles para generar un respaldo en imagen: la tecnología de Lexmark hace reconocimiento del texto (impreso o escrito a mano) para convertir esa información no estructurada en estructurada (y así reducir el tiempo del trámite y los posibles errores que pudieran generarse en él), y además valida la información en tiempo real, ofreciendo retroalimentación al ejecutivo al instante.

PUBLICIDAD

Lo que ocurre en el mundo cada vez más digitalizado en el que vivimos es que la información generada por los programas de facturación, inventario o cartera, que normalmente está almacenada en tablas o bases de datos, tiene que convivir con otro tipo de información que está creciendo a un ritmo muy acelerado: la no estructurada, la que se encuentra en hojas de cálculo, fotografías, videos o publicaciones en redes sociales.

“Para que esos mundos coincidan debe haber alguna conexión, y eso es lo que nosotros trabajamos. Desde hace mucho trabajamos el output a través del papel y el input a través de los escáneres”, dice Mario Pedreros, director de Lexmark en México, en entrevista con Forbes México, y añade: “Eso es lo que nosotros hacemos mejor, hacer que esa información conviva muy fácilmente y los clientes puedan hacer sus procesos mucho más eficientes.”

Pedreros explica que Lexmark, que nació como un negocio de impresión de IBM hace casi 25 años, ha vivido un profundo proceso de transformación en los últimos dos años, afinando su tecnología y adquiriendo compañías. El mes pasado formalizó la unión de Lexmark con esas adquisiciones a través de una nueva imagen corporativa y de la unión de esas unidades de negocio en una nueva que se llama Enterprise Software.

La intención de la compañía es reforzar su negocio de soluciones de software, que en el primer trimestre (1T) de 2015 generó 166 mdd (un crecimiento de 57% frente a los 106 mdd del mismo periodo del año previo), lo cual reduciría su dependencia de la división de impresión, que el 1T de este año generó 2,252 mdd, pero sólo creció 2% en comparación anual.

De acuerdo con la presentación para inversionistas de su reporte trimestral correspondiente al 1T de 2015, Lexmark no se limita a ofrecer soluciones de impresión, sino a “eliminar las ineficiencias de los  silos de información y los procesos desconectados, conectando a la gente con la información que necesita en el momento en que la necesita”.

La transición no ha sido sencilla ni barata. En los últimos 24 meses, Lexmark se ha hecho de varias compañías para reforzar su cartera de servicios, entre ellas la firma de soluciones de procesamiento de imágenes para el sector médico Claron Technology (por 37 mdd), la de soluciones para hospitales Pacsgear (54 mdd), la que desarrolla software para digitalización de procesos basados en papel Saperion (72 mdd) y Acuo Technologies (precio no revelado), que vendía soluciones de sistemas de almacenamiento de datos.

No obstante, ninguna de esas compras se acerca a la la empresa de soluciones de captura de imagen Kofax, por 1,000 mdd, por mucho su transacción de más alto perfil y la que duplicará el tamaño de su división Enterprise Software.

 

Cambiar la percepción

En nuestro país, los grandes clientes de Lexmark se concentran en tres sectores: banca, retail y gobierno. “En retail tenemos muchos años trabajando con empresas como Walmart, Chedraui, Liverpool, El Palacio de Hierro, Banamex, Banorte y recién empezamos con Scotia”, dice Pedreros.

En cuanto al sector público, el directivo añade que tiene tratos con varias dependencias a nivel federal y local, y “aunque el gobierno no ha comprado mucho este año, tenemos grandes expectativas del presupuesto cero, porque mucha de la iniciativa de ahorrar es muy afín a lo que nosotros hacemos. El modelo de compra del gobierno ha generado mucha curiosidad sobre los modelos de impresión y la forma en que podríamos ayudarles a reducir sus costos”, afirma.

Pero el gran potencial que ofrecen no sólo México, sino en toda la región latinoamericana, está en la salud. Para Pedreros, el problema de la salud en América Latina es que las organizaciones tienen terribles flujos de caja y ello se debe muchas veces a que sus procesos de reunión de documentos no es óptimo y se tardan mucho en cobrar a las aseguradoras debido a la falta de documentación. “Entonces no es sólo un tema de servicio para el paciente: tenerlo todo bien documentado ayuda a que te paguen más rápido”, añade el directivo.

“En México falta esa conciencia en el sector salud, y el potencial del turismo de salud es gigantesco”, dice. Pero reconoce que la transición no es sencilla: “Cuando vas al área tradicional encargada de la impresión, no es fácil porque ellos nos tienen muy estigmatizados, pero cuando llegamos a otros responsables de negocio, y le platicamos de la experiencia y del conocimiento que tenemos de la industria es mucho más fácil.”

Por el momento, la tecnología que desarrolla la compañía aplica más fácilmente a empresas más grandes y proyectos más complejos, que es donde se hace más evidente la necesidad de una solución de proceso de negocio, por lo que las pequeñas y medianas empresas no encontrarían mucho sentido en acercarse a las aplicaciones de software corporativo.

No obstante, el mercado potencial resulta suficiente para la compañía, que espera cambiar completamente la percepción que los consumidores tienen de ella. “A mí me encantaría que un cliente pensara ‘ésta es la compañía que me puede ayudar a resolver los procesos críticos de mi organización’.”

 

Siguientes artículos

5 opciones para disfrutar de unas vacaciones económicas
Por

Si tus finanzas no te permiten salir a pasear con tu familia fuera de tu ciudad, no te preocupes, existen otras alternat...